•   Caracas, Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro, anunció hoy el inició de un proceso de revisión "profunda" de sus relaciones con EE.UU., luego de que la Casa Blanca amenazará al país con "fuertes y prontas" sanciones económicas de concretarse la Asamblea Nacional Constituyente.

"Aviso, desde ya, por instrucción del presiente de la República, nosotros haremos una revisión profunda con el Gobierno de EE.UU., porque nosotros no aceptamos humillaciones de nadie", dijo el ministro de Relaciones Exteriores, Samuel Moncada, en una declaración televisada. 

La oposición venezolana inició nominación de los magistrados paralelos a los que están en ejercicio en el Supremo después de anunciar que más de 7,5 millones de ciudadanos votaran en contra del proceso constituyente activado por Maduro y a favor de la renovación de los poderes públicos, en una consulta celebrada el domingo.

"Hacemos una alerta no solo a la comunidad nacional, sino a la comunidad internacional sobre este lamentable y muy peligroso precedente", agregó Saab sobre la designación de jueces por parte del Poder Legislativo a pesar de la negativa del propio Supremo.

La participación en la consulta ha llevado a la oposición a activar una "fase superior" de la campaña de desobediencia civil para detener la Asamblea Nacional Constituyente que impulsa el Gobierno y forzar a Maduro a convocar nuevas elecciones.

Además de nombrar nuevos magistrados y de impulsar un "gobierno de unión nacional", la mayoría parlamentaria antichavista organiza para este jueves un paro general de 24 horas que cuenta con el apoyo de buena parte de la sociedad civil.

Esta asamblea constituyente debe ser elegida el próximo 30 de julio y es vista por la oposición y por otros sectores sociales como una estrategia del Gobierno para "consolidar una dictadura" a través de un cambio de la Carta Magna, lo que además, según el antichavismo, le evitaría al mandatario someterse a elecciones. E