•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, quien considera que el Gobierno venezolano ha cometido "crímenes de lesa humanidad", nombró hoy como asesor a un abogado que abrirá un debate sobre el tema en el organismo para dilucidar si se puede llevar a Venezuela ante la Corte Penal Internacional (CPI).

Cuatro días después de asegurar que estudiaba denunciar a las autoridades venezolanas ante la CPI por presuntos delitos de lesa humanidad, Almagro compareció ante la prensa junto a un exfiscal de ese tribunal internacional, el abogado argentino Luis Moreno Ocampo.

Almagro designó a Moreno Ocampo como su asesor "para los temas de análisis de delitos de lesa humanidad en el caso de Venezuela", y le encargó determinar si hay base para que alguno de los Estados miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA) lleve al Gobierno de Nicolás Maduro ante el tribunal de La Haya.

"La escalada de violaciones a los derechos humanos en Venezuela y el ataque sistemático contra la población civil incluye asesinatos, encarcelación y tortura, y es evidente a los ojos de la comunidad internacional que estamos en presencia de crímenes de lesa humanidad", dijo Almagro en un comunicado.

En una comparecencia ante la prensa en la OEA, Moreno Ocampo matizó que él no tiene "una opinión formada" sobre si ha habido crímenes de lesa humanidad en Venezuela y que analizará el tema "desde un punto de vista imparcial".

"Yo simplemente voy a dar mi conocimiento técnico de cómo funciona el Estatuto de Roma, que permite a la CPI, que está en La Haya, intervenir en los Estados miembros" como Venezuela, explicó el abogado, que fue fiscal del tribunal de La Haya durante nueve años.

"Lo que vamos a hacer es, básicamente, armar dentro del seno de la OEA, a partir de septiembre (...), una serie de audiencias públicas para escuchar a las víctimas, a los expertos, a Venezuela, a los que tienen diferentes opiniones", apuntó.

El Gobierno de Venezuela "debería ser invitado" a esas audiencias públicas, según Moreno Ocampo, quien opinó que "entre dos y cuatro" sesiones en la OEA serán suficientes.

La OEA como institución "no tiene la facultad" de presentar una demanda ante la CPI, pero sí puede hacerlo uno o varios de los 28 Estados que son miembros tanto de esa organización como del tribunal internacional de La Haya, precisó el abogado.

"Me dijo el secretario general que ya habría algunos presidentes de la región con cierto interés en que el caso vaya a la CPI", afirmó Moreno Ocampo, quien no identificó a esos mandatarios.

Para que haya base para presentar una demanda ante la CPI deben cumplirse tres condiciones, de las cuales la primera es determinar si "hay crímenes de lesa humanidad", los cuales tienen que ser "acciones sistemáticas" como "torturas o muertes", cometidas "como parte de una política de una organización", explicó.

Después debería identificarse "quiénes son los máximos responsables" y ver "si hay juicios genuinos en Venezuela para investigar los crímenes que se alegan", continuó el abogado. "Si hay crímenes, se identifican a los responsables y no hay juicios o investigaciones genuinas en Venezuela, el caso podría ir a la CPI", resumió Moreno Ocampo.

La CPI ya recibió la semana pasada una denuncia contra Maduro, por crímenes como tortura y segregación, presentada por un grupo de senadores de Colombia y Chile.

Pero el nuevo asesor de Almagro defendió que una denuncia procedente de alguno de los países de la OEA tendría más fuerza, y destacó la importancia de que el organismo brinde "un espacio institucional" al análisis de esos presuntos delitos.

"Lo más importante es que vamos a abrir un espacio en la OEA, que por dos meses la OEA sea la caja de resonancia donde el conflicto de Venezuela se pueda discutir seriamente y donde los crímenes se puedan analizar en detalle", subrayó Moreno Ocampo.

El abogado confió en que los representantes permanentes de los Estados miembros de la OEA integren "un grupo de trabajo que reciba a víctimas e información" sobre los posibles crímenes.

Almagro, que ha sido muy crítico con el Gobierno de Maduro y ha denunciado que existe una "violación del orden constitucional" en Venezuela, condenó hoy de nuevo "la muerte de 100 manifestantes y la tortura de centenares" en el marco de las protestas que vive el país desde el pasado abril.