•   Caracas, Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Gobierno de Venezuela denunciará con "todos los canales diplomáticos" a Estados Unidos, Colombia y México por conspirar para derrocar al presidente Nicolás Maduro y "lograr una transición" en la nación petrolera.

Así lo anunció hoy ante la Organización de los Estados Americanos (OEA) Sara Lambertini, segunda secretaria de la misión de Venezuela en el organismo, aunque México y Colombia ya han negado estar trabajando con la Agencia Central de Inteligencia (CIA) estadounidense para sacar a Maduro del poder.



La diplomática indicó que el Gobierno venezolano llevará su denuncia a la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), la Asociación de Estados del Caribe y el Movimiento de Países No Alineados.

La Unión Europea (UE) también instó hoy al Gobierno de Venezuela a respetar la Constitución del país y advirtió al presidente, Nicolás Maduro, de que la elección de la Asamblea Constituyente incrementará el riesgo de confrontación.

"Para la sociedad venezolana la convocatoria de una Asamblea Constituyente es una medida controvertida, por ello se corre el riesgo de que polarice más al país y aumente el peligro de confrontación", indicó en un comunicado la alta representante de la UE para la Política Exterior, Federica Mogherini, quien volvió a llamar al Gobierno y la oposición a retomar el diálogo.

La jefa de la diplomacia comunitaria instó al Ejecutivo a "tomar medidas urgentes para restablecer la confianza" antes del 30 de julio, "como hizo al permitir que (el opositor) Leopoldo López pasara de la prisión al arresto domiciliario".

Todo ello para "rebajar la tensión y crear mejores condiciones que permitan la reanudación de los esfuerzos hacia una solución pacífica negociada", dijo.

La UE confió, además, en que las autoridades venezolanas respeten la Constitución y el Estado de derecho y garanticen el respeto de los derechos y libertades fundamentales, "incluido el derecho a la manifestación pacífica".​