•   Washington, EE.UU.  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente estadounidense, Donald Trump, denunció este viernes que el lanzamiento de un misil balístico intercontinental realizado por Corea del Norte es una acción "temeraria y peligrosa" que aislará más al país asiático.

"Estados Unidos condena este ensayo y rechaza el argumento del régimen de que estas pruebas --y estas armas-- garantizan la seguridad de Corea del Norte. En realidad, tienen el efecto opuesto", señaló el mandatario en un comunicado.

"Amenazando al mundo, estas armas y estos ensayos aislarán más a Corea del Norte, debilitarán su economía y perjudicarán a su pueblo", aseguró.

Estados Unidos y Corea del Sur analizaban este viernes "opciones de respuesta militar" luego del disparo de otro misil balístico intercontinental por Corea del Norte, en una nueva escalada en una crisis internacional con el régimen comunista.

El general Joe Dunford, jefe del Estado Mayor Conjunto estadounidense, y el almirante Harry Harris, responsable del mando estadounidense en el Pacífico, hablaron con el general Lee Sun Jin, jefe del Estado Mayor Conjunto surcoreano.

"Durante la llamada, Dunford y Harris expresaron su compromiso blindado con la alianza Estados Unidos - Corea del Sur", informó la oficina de Dunford en un comunicado.

"Los tres jefes también analizaron diversas opciones de respuesta militar", añadió.

El Pentágono fue el primero en informar sobre esta prueba de poderío norcoreano, pocas semanas después de que Pyongyang efectuara con éxito el primer disparo de un proyectil intercontinental capaz de alcanzar territorio estadounidense.