•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El presidente estadounidense Donald Trump aseguró este viernes que la sanguinaria pandilla hispana MS-13 ha crecido debido a la inmigración desde Centroamérica y pidió a la Policía mano dura y más deportaciones de indocumentados.

En una visita a Brentwood, un pueblo a 70 km de Manhattan donde la Mara Salvatrucha ha cometido varios asesinatos, incluido el de dos adolescentes a machetazos y golpes de bates de beisbol en septiembre pasado, Trump pidió al Congreso financiar 10,000 nuevos agentes migratorios para deportar inmigrantes y contratar más jueces de migración y fiscales federales.

“No sean demasiado amables con los criminales” inmigrantes, dijo sonriendo a los policías del condado de Suffolk que le rodeaban en un auditorio del Suffolk County Community College, una universidad de Long Island. No les protejan la cabeza cuando los metan en las camionetas, pidió.

El gobierno de Barack Obama “tenía una política de puertas abiertas con los inmigrantes ilegales de Centroamérica. Bienvenidos. Vengan, por favor”, dijo un irónico Trump. “Como resultado, la MS-13 se disparó en el país y destruyó tanto”, sostuvo.

“Hicieron una carnicería con esas niñas. Secuestran. Extorsionan. Violan y roban. Acechan a los niños. No deberían estar aquí. Saltan sobre sus víctimas hasta matarlas. Las golpean con palos. Las cortan con machetes. Y las apuñalan con cuchillos (...) Son animales”, dijo Trump al describir a la MS-13, nacida en las calles de Los Angeles en los años 80 y hoy con unos 10,000 miembros en todo el país.

Recordó que más de 150,000 menores de edad de la región llegaron solos y sin papeles a Estados Unidos desde 2014 “a un tremendo costo para los contribuyentes locales” y se encuentran en el país, más de 4,000 de ellos en el condado de Suffolk.

Trump sostuvo que algunos de ellos son miembros de las pandillas y han sido acusados de asesinatos. La pandilla ha asesinado a 17 personas en Long Island en el último año y medio.

“Pero eso cambiará ahora. Defenderemos nuestro país, protegeremos a nuestras comunidades y pondremos la seguridad de Estados Unidos en primer lugar”, indicó el presidente.