•   Ciudad de Panamá, Panamá  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Los obispos de la Iglesia Católica en Panamá convocaron hoy a orar a Dios para que llegue la paz a Venezuela y reiteraron su "profunda preocupación por la grave situación de crisis que están sufriendo nuestros hermanos y hermanas" venezolanos.

Una declaración de la Conferencia Episcopal Panameña (CEP) advierte que la situación en Venezuela "se encrudece cada vez más con los continuos enfrentamientos". "Nos unimos a la invitación de la Conferencia Episcopal Venezolana para no dejarse robar la esperanza que se hace posible con la ayuda de Dios, quien hace posible lo imposible", agregan.

Los prelados claman también "no aumentemos más el sufrimiento y la angustia de tanta gente que quiere vivir en paz, que se escuche y respete su voz de protesta y se encuentren caminos de entendimiento y bien para todos". Recuerdan las palabras del papa Francisco del pasado jueves, quien señaló "el conflicto no puede ser ignorado o disimulado. Ha de ser asumido.

Pero si quedamos atrapados en él, perdemos perspectivas, los horizontes se limitan y la realidad misma queda fragmentada". "Convencidos de la fuerza de la oración, solicitamos que en todas las parroquias del país, los fieles puedan orar de manera muy especial por los venezolanos como signo de cercanía y solidaridad de nuestro pueblo panameño, durante las celebraciones eucarísticas, este sábado 29 y domingo 30 de julio, de manera particular", dice la CEP.

Especifican que la oración que se debe pronunciar es "Dios, fuerte y misericordioso, que destruyes las guerras y derribas a los soberbios; apresúrate a liberarnos de las calamidades y peligros para que todos podamos experimentar que en verdad somos hijos tuyos.

Por Nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo que vive y Reina contigo en la unidad del Espíritu Santo, y es Dios por los siglos de los siglos. Amén". Venezuela vive desde el pasado abril una nueva oleada de protestas contra el Gobierno, que han dejado al menos 108 muertos, ocho de ellos en las últimas 48 horas.

Pese al rechazo masivo, el gobierno de Nicolás Maduro sigue con su plan de celebrar mañana elecciones a una Asamblea Constituyente, que el gobierno de Panamá anunció hoy que "no reconocerá" el resultado por "los vicios" manifiestos para su convocatoria. Además, Panamá se sumó a Colombia y México para respaldar la gestión de Estados Unidos para poner fin a la crisis venezolana mediante una salida democrática dialogada.