•   Naciones Unidas, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Estados Unidos está presionando a China para que decida en los próximos días si apoyará endurecer las sanciones contra Corea del Norte, luego de semanas de negociaciones como respuesta a los lanzamientos misilísticos de Pyongyang, informaron este miércoles fuentes diplomáticas.

La embajadora estadounidense ante la ONU, Nikki Haley, ha sostenido conversaciones con su homólogo chino sobre una tentativa resolución de sanciones, desde que Pyongyang lanzó un primer misil balístico intercontinental el 4 de julio.

Pero China --el principal aliado de Corea del Norte-- todavía ha tomado una decisión, incluso después del segundo lanzamiento realizado el viernes pasado, que despertó las dudas sobre la reacción del Consejo de Seguridad.

"En los próximos días sabremos si habrá una resolución", dijo a la prensa el embajador ruso Vassily Nebenzia.

El representante de Japón, Koro Bessho, expresó su esperanza de que las sanciones sean acordadas esta semana: "Espero que lo podamos hacer en unos días", dijo a los reporteros el martes.

Haley declaró el domingo que "el tiempo de las conversaciones ya pasó" y que "China debe decidir" si accederá a estas nuevas sanciones, que tienen como objetivo aumentar la presión sobre Corea del Norte.

Advirtió que una resolución débil será "peor que nada", porque enviaría a Kim Jong-Un el mensaje de que los poderes globales no están dispuestos a unirse para enfrentarlo.

El secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, se reunirá con el canciller chino, Wang Yi, el fin de semana.

Si Estados Unidos y China logran ponerse de acuerdo, el Consejo podría reunirse de urgencia para aprobar estas sanciones.

Un funcionario estadounidense informó a la prensa en Washington que "hay indicios" de que China estará dispuesta a tomar medidas para abordar la situación con Corea del Norte.

"Nos gustaría ver acciones más rápidas, resultados más inmediatos. Pero creo que todavía podemos alcanzar eso", dijo Susan Thornton, secretaria de Estado adjunta para asuntos de Asia Oriental y el Pacífico.

Nebenzia cree que cualquier sanción que se tome no debe agravar la crisis humanitaria en Corea del Norte: "La pregunta es ¿Cuál es el objetivo de estas sanciones?". "Si vemos que estamos perjudicando a la gente, ahí tiene sentido esa pregunta. Pero si ayudan a eliminar la amenaza nuclear, eso es otra cosa".

La ONU ha impuesto en total seis paquetes de sanciones contra Corea del Norte desde que probó su primer dispositivo atómico en 2006.