•   Belgica  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Unión Europea (UE) rechaza reconocer la Asamblea Constituyente venezolana y pide que su “instalación efectiva” sea suspendida, declaró la representante de política exterior europea, Federica Mogherini, en nombre de sus 28 estados miembros.

“La elección de la Asamblea Constituyente agravó de forma duradera la crisis en Venezuela”, estimó Mogherini. “La Unión Europea y sus Estados miembros no pueden por consiguiente reconocer la Asamblea Constituyente”.

Sin embargo, los 28 Estados miembros evitaron adoptar sanciones en respuesta de la controvertida votación que, según sus detractores, es una estratagema de Maduro para permanecer en el poder y al arresto de dos líderes de la oposición. 

La UE instó al gobierno de Maduro a «tomar medidas urgentes», incluyendo la suspensión de la instalación de la nueva Asamblea Constituyente.

“También se necesitan otras medidas para aportar confianza, como la liberación de todos los opositores políticos encarcelados”, recogía el comunicado. 

La UE ya había advertido que tenía “serias dudas” sobre reconocer una elección de una Asamblea Constituyente que podría darle a Maduro más poderes, y condenó el arresto de los líderes de la oposición Leopoldo López y Antonio Ledezma. 

“La Unión Europea y sus Estados miembros están dispuestos a reforzar su respuesta gradualmente si se siguen socavando los principios democráticos y si no se respeta la Constitución venezolana”, afirmó.

Contemplan sanciones

La UE contempla «un abanico de acciones» para incitar a las autoridades de Venezuela a discutir con la oposición sobre una salida a la crisis, pero no debería de momento imponer sanciones contra el país o su Gobierno como lo hizo Estados Unidos, indicaron fuentes este miércoles.

Los representantes de los 28 Estados miembros de la UE, preparaban el miércoles una declaración común sobre la grave crisis política que en cuatro meses dejó al menos 125 muertos, según una fuente europea.

“Todo el abanico de acciones es discutido, pero nuestra prioridad es ayudar al pueblo venezolano y obtener que la tensión baje. Promovemos una solución política a la crisis y estamos listos para apoyar aún más los esfuerzos regionales de mediación”, precisó la portavoz Catherine Ray en una rueda de prensa.

Vetar entrada

España planteó suprimir la autorización para viajar al país y la retirada de visados a las personas vinculadas con el gobierno venezolano de Nicolás Maduro, una propuesta que presentó a la Unión Europea.

Llegan a cinco los opositores protegidos en embajada de Chile en Venezuela

La propuesta la anunció el propio jefe del Ejecutivo español, Mariano Rajoy, en un breve encuentro con periodistas durante su retiro de vacaciones en Galicia, en el noroeste de España. 

“La primera propuesta que va a hacer será la supresión de autorización para viajar a España”, señaló Rajoy.

Rajoy explicó que el ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, ha conversado con Mogherini tras la votación del domingo y la detención de López y Ledezma.

Fraude en votación

Mientras en Venezuela el presidente venezolano, Nicolás Maduro, quedó envuelto en un gran escándalo, luego de que la empresa que suministró la tecnología para la elección de su Constituyente asegurara que el resultado fue “manipulado”.

El Consejo Nacional Electoral (CNE), acusado de oficialista, aseguró que en la votación participaron más de ocho millones de personas, pero el presidente de la compañía SmartMatic, Antonio Múgica, declaró en Londres que “sin lugar a dudas” hubo “manipulación” de los resultados.

“Estimamos que la diferencia entre la cantidad anunciada y la que arroja el sistema es de al menos un millón de electores”, dijo Múgica, cuya empresa dio soporte a comicios venezolanos entre 2004 y 2015.

En un pronunciamiento ante la prensa, la presidenta del CNE, Tibisay Lucena, rechazó la acusación: “Es una aseveración irresponsable con base en estimaciones sin fundamentos en la data que maneja exclusivamente”. 

La oposición sostiene que apenas unos 3.5  millones votaron, por lo que es el “mayor fraude en la historia” del país. “Es un terremoto a nivel mundial”, dijo Julio Borges, presidente del Parlamento de mayoría opositora, que pidió a la Fiscalía investigar el “fraude”.

El escándalo estalló en medio del rechazo de la oposición y de la comunidad internacional a la Constituyente, un suprapoder que regirá al país por tiempo indefinido y reformará la Carta Magna de 1999, impulsada por el presidente Hugo Chávez, fallecido en 2013.