•   Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Fiscalía venezolana pidió a la justicia anular hoy la instalación de la Asamblea Constituyente impulsada por el presidente Nicolás Maduro, fuertemente cuestionada por la comunidad internacional y cuya elección es investigada por “fraude”.

La solicitud fue hecha por dos fiscales ante un tribunal de control por la “presunta comisión de delitos durante el proceso electoral”, señaló el Ministerio Público este jueves en Twitter.

El miércoles la fiscal general, Luisa Ortega, anunció una investigación a los rectores del Consejo Nacional Electoral (CNE) por el supuesto fraude en los comicios, que consideró un “hecho escandaloso”.

“Estamos frente a un hecho inédito, grave, que constituye delito”, dijo a la cadena CNN Ortega, chavista que se rebeló contra Maduro, a quien acusa de tener “ambición dictatorial”.

La fiscal ya había presentado varios recursos para detener la Constituyente ante el máximo tribunal -acusado de servir al Gobierno- que le fueron negados.

La instalación de la Constituyente ocurrirá en medio de protestas convocadas por la oposición y el escándalo tras la denuncia de Smartmatic -empresa que dio soporte tecnológico a los comicios- de que hubo “manipulación” de los datos de participación dados por el CNE.

Según el órgano electoral, sufragaron ocho millones de personas, pero el cálculo de Smartmatic es que votó un millón menos, lo cual fue rechazado por la presidenta del CNE, Tibisay Lucena, como una aseveración “sin fundamento”.

Mientras, la oposición, que calificó la denuncia de “terremoto”, asegura que solo acudieron unos tres millones de electores.

El dato de participación era clave para la legitimidad de la Constituyente, luego de que la oposición asegurara haber recaudado 7.6 millones de votos contra la iniciativa en un plebiscito simbólico el 16 de julio.

Expulsar de mercosur

El presidente de Argentina Mauricio Macri consideró que Venezuela, tiene que ser suspendida “definitivamente del bloque Mercosur por las denuncias de violaciones de derechos humanos.

“Venezuela tiene que ser suspendida definitivamente del Mercosur”, dijo Macri en declaraciones a radio Brisas de la ciudad de Mar del Plata, a 400 km de la capital.

Los cancilleres del Mercosur se reunirán en Sao Paulo o Brasilia el sábado para decidir la suspensión política de Venezuela del bloque “por la ruptura del orden democrático” en ese país, anunció el miércoles el canciller paraguayo Eladio Loizaga.

Presos políticos

El número de “presos políticos” en Venezuela “ha aumentado en promedio seis veces desde el pasado 1 de abril”, cuando se iniciaron las manifestaciones en contra del

gobierno del presidente Nicolás Maduro, dijo a Efe el director de la ONG Foro Penal Venezolano (FPV), Alfredo Romero.

El abogado señala que 498 “era algo exagerado” al referirse a la

cifra de apresados de la semana pasada, “ya 620 es algo nunca visto”, agregó al apuntar el número actual.

Romero señala que hasta ahora son más de 600 los “presos

políticos” en el país caribeño, una cifra, que según dijo, puede variar en dos o tres días debido a que esto no es una “sumatoria lineal”.

El abogado indicó que antes del 1 de abril de este año había 117 opositores presos y que aunque varios de ellos han sido liberados, otros han sido detenidos después de esa fecha.

Esta cifra de 620 es un número que, según Romero, está siendo certificada por la Organización de Estados Americanos (OEA) “y es un esquema convenido (por ambas partes) a los efectos de tener una cifra oficial por un organismo internacional”.

“La OEA lo verifica con los nombres y apellidos y tiene allí su lista para ofrecerla como lista oficial. Eso es lo que estamos haciendo y eso se certifica aproximadamente cada semana. Esta vez se certificó a menos de una semana porque subieron tanto que tuvimos que hacerlo antes”, afirmó.

El FPV es una organización que, entre otros asuntos, lleva los datos de las personas que consideran han sido encarceladas por razones políticas y hasta la semana pasada manejaban una cifra de 498 “presos políticos”.

Tanto la comunidad internacional como la oposición venezolana se han pronunciado, antes y durante las protestas, para pedir la liberación de todos los opositores presos, incluyendo emblemáticas figuras como el líder Leopoldo López y el alcalde metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma.