•   Caracas, Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Un grupo de agentes de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) de Venezuela impidió hoy la entrada de la fiscal general, Luisa Ortega Díaz, a la sede del Ministerio Público (MP), tras un despliegue en las puertas de la institución.

La titular del Ministerio Público abandonó el lugar tras ser obligada a retirarse de la sede y sus alrededores por los militares, sin que se conozcan por el momento las razones.

El impedimento de entrada se dio minutos antes de que la Asamblea Nacional Constituyente, electa hace menos de una semana, aprobara por unanimidad la destitución de la funcionaria de su puesto y su inhabilitación para ejercer cualquier cargo público.

Ortega Díaz, que debió abandonar la sede de la Fiscalía a bordo de una motocicleta, no se ha pronunciado hasta el momento sobre la decisión ni se conoce cuáles serán sus acciones al respecto.

La destitución de la fiscal general y la depuración del Ministerio Público (MP) era uno de los compromisos del oficialismo al frente de la Asamblea Constituyente desde que ella marcó distancia con el Gobierno y comenzó a abrir procedimientos en contra de altos funcionarios por distintos delitos.

El presidente Nicolás Maduro propuso durante la campaña para la Constituyente dotar a la "Comisión de la Verdad" de poder plenipotenciario para garantizar que la Justicia repare a las víctimas de la violencia en la ola de protestas de las últimas semanas.

Contra Ortega Díaz se había iniciado un procedimiento de "antejuicio de mérito" para allanar su inmunidad y despojarle de su cargo luego de que esta cuestionara el procedimiento con el que el chavismo eligió a una treintena de magistrados que compone la corte suprema venezolana.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) informó este viernes que dictó medidas cautelares de protección a OrtegaDíaz, porque enfrenta un "riesgo inminente de daño irreparable".