•   Saint-Aignan-Sur-Cher, Francia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El primer bebé panda de Francia es "fuerte", aseguró el sábado el zoológico de Beauval (centro) que cuida con dedicación al recién nacido, quien perdió a su gemelo poco después de nacer el viernes por la noche.

"La primera semana es la más difícil porque todavía es muy frágil", advirtió el responsable veterinario del parque, Baptiste Mulot, al día siguiente del nacimiento del pequeño macho, llamado de forma provisional "Mini-Yuan Zi", a partir del nombre de su padre biológico y compañero de la madre Huan Huan.

El bebé panda, el primero en nacer en Francia, es "fuerte" y "mama de su madre", aseguró el veterinario.

Su hermano gemelo murió casi una hora después de nacer, a pesar de los esfuerzos del equipo del parque zoológico.

Para "Mini-Yuan Zi", "veremos si se tendrá que completar con la leche aportada por las dos especialistas chinas, procedentes del centro de reproducción de pandas de Chengdu" (provincia de Sichuan, suroeste de China), que permanecerán seis meses en Francia para hacerse cargo del pequeño panda.

Huan Huan ("Alegre") "es una madre muy protectora, lo que está muy bien, pero complica el trabajo de las cuidadoras chinas para retirarle el bebé cada dos horas", agregó el especialista.

"El pequeño está siempre con su madre, y cuando lo recuperamos, lo ponemos inmediatamente en la incubadora", precisó.

Las cuidadoras lo pesan, lo lavan (ya que Huan Huan todavía no lo sabe hacer, según Mulot) y ya le dieron tres biberones. "Mini-Yuan Zi" absorbió entre 1 y 1,3 mililitros.

Pesaba 142,4 gramos al nacer, es decir 21,4 gramos más que su gemelo. La última vez que fue pesado, la balanza marcó 135 gramos, "lo que es normal porque los bebés pierden un poco de peso tras el nacimiento", añadió el veterinario.