•   Caracas, Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • EFE

 Luisa Ortega insistió hoy en que sigue siendo la fiscal general de Venezuela y afirmó hoy que su remoción fue ordenada por el Ejecutivo a la recién instalada Asamblea Constituyente, decisión que desconoce porque, a su juicio, el órgano que reescribirá la Carta Magna es "ilegítimo".

"Atendiendo a la orden que dio el Ejecutivo procedieron a remover de manera ilegítima a la Fiscal General, (pero) yo desconozco esa remoción, sigo siendo la Fiscal General de este país", dijo Ortega a periodistas, sin ofrecer más detalles, en un acto denominado en "Defensa de la Constitución", en el que no estaba prevista su participación.


La abogada - ahora sustituida por el hasta ayer defensor del Pueblo - Tarek William Saab, señaló que "una cosa anormal" ocurrió el sábado en la plenaria de esta Asamblea, porque "otro" tomó las decisiones.

La Asamblea Constituyente, integrada únicamente por oficialistas, aprobó la polémica medida el sábado, durante su primer día de trabajo tras recibir una comunicación del Tribunal Supremo donde se indicaba que Ortega Díaz había sido suspendida "para su enjuiciamiento, por la presunta comisión de faltas graves en el ejercicio de su cargo".

Sobre Ortega Díaz se mantendrán otras acciones jurídicas como la congelación de sus cuentas, la inhabilitación para ejercer cargos públicos, y la prohibición de salida del país. 

En Venezuela se registra desde el 1 de abril una serie de manifestaciones a favor y en contra del Gobierno, que ya dejan más de 120 muertos, situación que se ha agudizado desde la elección de la Asamblea Constituyente el pasado domingo, en la que la oposición no participó por considerar el proceso fraudulento.