AFP
  •   Chengdu, China  |
  •  |
  •  |

China organizó este miércoles la evacuación de 60,000 personas en la provincia de Sichuan (suroeste), al día siguiente de un sismo de magnitud 6.5 que provocó al menos 19 muertos y desfiguró los paisajes de una zona montañosa clasificada por la Unesco.

Según las cifras de las autoridades provinciales, 19 personas murieron 263 resultaron heridas, 13 de gravedad.

El temblor de magnitud 6.5 según el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS), se produjo el martes a las 21H20 locales en una zona de mucha altitud y de difícil acceso en la meseta tibetana, en donde se encuentra la reserva Jiuzhaigou, un importante parque natural.

El aislamiento de la región y un millar de réplicas, la más violenta de magnitud 4.8, complican las operaciones de centenares de soldados socorristas movilizado para evacuar a la población.

“Más de 60.000 personas”, una gran mayoría turistas, pudieron ser trasladados fuera de la zona afectada por los temblores, anunció Liu Zuoming, jefe del Partido Comunista del distrito de Aba, en donde se situó el epicentro, precisando que se utilizaron unos 8.000 vehículos en la operación.

En la ruta de acceso hacia la zona en donde se registró el temblor, la AFP vio columnas de aubobuses vacíos con la inscripción “vehículo de rescate de emergencia”.

Varias personas interrogadas en este itinerario evocaron un éxodo difícil por la caída de rocas en los sinuosos caminos de montaña.

La televisión estatal mostraba imágenes de carros y autobuses aplastados por gigantescos peñascos desprendidos de las colinas, enormes grietas en las carreteras y edificios fisurados, así como a socorristas en uniforme paramilitar transportando heridos en camillas.