•   El Cairo, Egipto  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Al menos dieciséis efectivos de las fuerzas gubernamentales sirias y sus aliados murieron en las últimas veinticuatro horas al explotar minas del grupo yihadista Estado Islámico (EI) en la ciudad de Al Sujna, en el este de la provincia de Homs y conquistada el sábado por los soldados y milicianos.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos informó hoy de estas bajas, que se añaden a los 48 efectivos que perecieron ayer por las minas en las aldeas del este de Homs y por el estallido de coches bomba de los extremistas en las áreas de Hamima, los silos de Palmira y la Estación III.

El Ejército nacional y sus aliados están peinando la ciudad, que era la última localidad que quedaba en manos del EI en Homs.

Durante las últimas semanas, el Ejército sirio y sus aliados han avanzado por el este de Homs y el sur de la vecina provincia de Al Raqa.

Esta ofensiva coincide con la que desarrollan las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), una alianza armada liderada por milicias kurdas y apoyada por Estados Unidos, en la ciudad de Al Raqa, considerada la capital del califato proclamado por el EI en 2014.