•   Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En defensa de la democracia, Latinoamérica debe cumplir con la integridad electoral en los 12 países que celebrarán comicios a partir de otoño, y combatir las amenazas a este sistema de gobierno en naciones como Venezuela.

Así de claro fue el canciller de México, Luis Videgaray, al inaugurar ayer el foro “Integridad Electoral en América Latina”, en el que expuso a Venezuela como un “caso extremo, lamentable y muy doloroso” de atentado contra el sistema democrático.

Reiteró que México no reconoce la Asamblea Constituyente, como otros 11 países americanos, y alertó de actitudes que ponen en entredicho la democracia, como “cancelar elecciones porque las encuestas no les favorecen” o encarcelar opositores.

“Es un gravísimo retroceso al proceso de democratización de la región”, advirtió el secretario de Relaciones Exteriores de México. 

En rueda de prensa, el expresidente de Chile Ricardo Lagos (2000-2006) instó a la unidad de América Latina ante un tema que “preocupa la totalidad” de la región.

Destacó que, tal  como se configuró la Constituyente, esta tiene una “legitimidad de origen cuestionable”.

En su turno de palabra, la exmandataria de Costa Rica Laura Chinchilla (2010-2014) destacó que se han violentado los “estándares” democráticos en Venezuela con un marcado “caos, crisis y rompimiento francos del orden constitucional”.

Denunció también las elecciones regionales, adelantadas a octubre por el gobierno venezolano, como una “burla más abierta y flagrante a los principios democráticos”.

Pero Venezuela no es el único problema en la región, que debe mantener en los próximos meses la integridad electoral en los comicios que se avecinan, a fin de mantener la salud democrática.