•   Erbil, Irak  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La policía iraquí mató hoy a un miembro del grupo yihadista Estado Islámico (EI) después de que el extremista atacara un puesto de control en el este de la ciudad septentrional de Mosul, "liberado" a finales del pasado enero, informó a Efe una fuente policial.

Varios uniformados mataron a "uno de los miembros del Dáesh (acrónimo en árabe del EI) que llevaba una pistola y dos granadas de mano" después de que este atacara un puesto policial en la zona comercial del barrio de Al Nabi al Yunes (este), dijo el jefe de la Policía de la provincia de Nínive, de la que Mosul es capital, el general de brigada Wasiq al Hamdani.

La fuente aseguró que la policía local sigue desplegada en las zonas residenciales del este y el oeste de la urbe, dividida por dos por el río Tigris, y lleva a cabo inspecciones con vehículos para perseguir a los remanentes del EI buscados por la justicia que se esconden bajo una identidad falsa en Mosul.

En el marco de estas operaciones, las fuerzas de seguridad arrestaron a seis hombres que estaban siendo buscados en las últimas horas en el este de Mosul, aunque la fuente no especificó la zona.

Las autoridades declararon la "victoria" sobre Mosul después de haber expulsado a los yihadistas del casco antiguo de la urbe, situado en el oeste, tras más de ocho meses de duros combates para recuperar el control del principal bastión del grupo en Irak.

Sin embargo, los extremistas todavía controlan territorios como la comarca de Tel Afar, al oeste de la urbe, y otras zonas cerca de la frontera con Siria.