•   Nueva York, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El jefe de la ONU, António Guterres, aseguró hoy que las consecuencias de una posible acción militar en Corea del Norte son "demasiado horribles como para siquiera contemplarlas" y se ofreció para mediar en el conflicto.

Guterres, en una conferencia de prensa, pidió a todas las partes que apuesten por la diplomacia y que rebajen la retórica de enfrentamiento de las últimas semanas.

"A medida que las tensiones aumentan, también lo hace el riesgo de malentendidos, errores de cálculo y de escalada", avisó el diplomático portugués.

Guterres insistió una vez más en que la solución a la crisis en ese país solo puede ser "política" y urgió al Ejecutivo de Nicolás Maduro y a la oposición a retomar el diálogo.

"Venezuela necesita una solución política basada en el diálogo y el compromiso entre el Gobierno y la oposición", subrayó.

El diplomático portugués reconoció los esfuerzos de mediación internacional y por parte de líderes de la región y aseguró que los apoya plenamente.

"He estado en estrecho contacto con todos ellos y urjo al Gobierno y a la oposición a retomar las negociaciones, porque creo que la única solución es política", insistió.


Desde el inicio de la crisis, Guterres ha mantenido esa postura y ha evitado criticar abiertamente tanto a Maduro como a los opositores.

Mientras tanto, la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos ha denunciado en más de una ocasión la represión por parte de las fuerzas de seguridad venezolanas y ha demandado al Gobierno la liberación de líderes opositores y de todos los detenidos por ejercer libertades fundamentales.