•   Toronto, Canadá  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La ciudad canadiense de Toronto abrió hoy una narcosala provisional en respuesta al rápido aumento de sobredosis sufridas y tras recibir la aprobación de las autoridades sanitarias del país.

En una rueda de prensa, la directora médica de Toronto, Eileen de Villa, declaró hoy que la narcosala provisional permanecerá abierta hasta que finalice la construcción de tres narcosalas permanentes, lo que está previsto que se produzca en las próximas semanas.

El domingo, el Ministerio de Sanidad de Canadá autorizó la operación de la narcosala temporal, situada en el centro de Toronto.

Esa dependencia, supervisada por personal médico y que tiene capacidad para atender a tres personas al mismo tiempo, operará de lunes a sábado.

A principios de mes, organizaciones que proporcionan ayuda a drogodependientes abrieron una narcosala no autorizada en la ciudad ante la crisis de sobredosis causada por el consumo de opioides.

La narcosala no autorizada es utilizada cada día por un máximo de hasta 25 personas y el personal de la instalación ha sido capaz de asistir a cinco personas que sufrieron sobredosis.

Los últimos datos oficiales señalan que en la primera mitad de 2016, 87 murieron en Toronto a consecuencia de sobredosis de opioides. En el conjunto de 2015, la cifra de muertes fue de 135.

En julio, en un periodo de tres días se registraron 20 sobredosis en el centro de Toronto. La Policía dijo que la causa era la distribución de heroína cortada con fentanilo, un poderoso opioide que está provocando centenares de muertes en Norteamérica.

En Canadá, Vancouver es la ciudad que más casos registra.

Solo en junio de este año, la ciudad canadiense contabilizó 600 sobredosis y 25 muertes. Los expertos temen que la provincia de Columbia Británica, donde se sitúa Vancouver, termine 2017 con 1,400 muertes por sobredosis.