•   Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, confirmó ayer que la exfiscal venezolana Luisa Ortega, que arribó el pasado viernes a Bogotá junto a su esposo, el diputado chavista Germán Ferrer, “se encuentra bajo protección” de su gobierno.

“La fiscal Luisa Ortega se encuentra bajo protección del gobierno colombiano. Si pide asilo se lo otorgaremos”, agregó el jefe de Estado, en un mensaje difundido en Twitter.

El gobierno colombiano ha mantenido bajo estricto hermetismo el caso de Ortega, quien fue destituida del cargo el pasado 5 de agosto por la Asamblea Nacional Constituyente de su país, integrada solo por oficialistas, que la acusaron de haber cometido “actos inmorales”.

La exfuncionaria, vinculada al chavismo pero distanciada en los últimos meses del gobierno de Nicolás Maduro, denunció la ruptura del orden constitucional en su país tras dos sentencias del Supremo que le quitaban competencias al Parlamento y limitaban la inmunidad de los diputados.

Su sucesor, Tarek William Saab, también vinculado al chavismo, acusó a Ortega el pasado 17 de agosto de ser la “autora intelectual” de todas las muertes ocurridas durante la ola de protestas que se desató en abril pasado en Venezuela contra el gobierno de Maduro y tras las sentencias del Supremo contra el Parlamento.

Ortega arribó el pasado viernes al aeropuerto El Dorado desde Aruba luego de una travesía, que según versiones de prensa, inició en Caracas, prosiguió en las costas de la Península de Paraguaná, en el noroeste de su país, desde donde viajó en lancha hasta la isla caribeña. 

Conspiración

Colombia ha pasado a ser el “Caín de América” y el “centro de una conspiración” contra Venezuela, denunció el gobierno de Nicolás Maduro, al rechazar la protección que recibe la exfiscal Ortega en el país vecino.

“Bogotá se ha convertido en centro de la conspiración contra la democracia y la paz en Venezuela. Vergüenza histórica del ‘Caín de América’”, señaló el canciller Jorge Arreaza ayer en Twitter.

El ministro tildó de “cínica” la decisión del gobierno de Juan Manuel Santos de proteger a Ortega -a quien además ofreció asilo ayer- y añadió que de este modo Bogotá “protege la corrupción y el delito en Venezuela”.

“¿Qué puede esperarse de un Gobierno que cobija en su seno oligárquico al jefe del golpe de Estado de 2002 contra el Comandante (Hugo) Chávez?”, cuestionó el canciller en referencia al empresario Pedro Carmona, asilado en Colombia.