•   Tucson, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

 La primera visita del presidente de EE. UU., Donald Trump, a la frontera con México, en Arizona, pone de manifiesto el deseo del republicano de cumplir su tan cacareada promesa de construir un muro fronterizo, encallada en el Congreso por falta de fondos.

Trump “está cumpliendo con su promesa al pueblo estadounidense de construir un muro para asegurar la frontera sur, y el Sector Yuma es un claro ejemplo de lo efectivo que puede ser el muro”, dijo la Casa Blanca en un comunicado.

Durante la visita de tres horas a la ciudad, que incluyó un recorrido por las instalaciones de la Patrulla Fronteriza del Sector Yuma, Trump tuvo además la oportunidad de observar las operaciones rutinarias de las autoridades migratorias.

En su visita, el presidente, que no realizó declaraciones, estuvo acompañado de Thomas Homan, director interino de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE), que reiteró en declaraciones a la prensa la necesidad de que el Congreso apruebe una partida para construir el muro en la frontera de México.

“Necesitamos fondos para construir el muro fronterizo”, enfatizó Homan en Yuma, donde la frontera está dividida por una triple valla de 9 millas, que Trump ha considerado un “modelo impenetrable” para frenar el flujo de inmigrantes indocumentados y de drogas.

“El muro fronterizo es un éxito. Donde se ha construido el muro, los números han bajado. Menos droga, menos indocumentados cruzando, menos “gente mala” que quiera entrar al país y hacer daño”, aseguró Homan.

Durante la visita, bajo temperaturas que superaron los 100 grados Fahrenheit (37 grados centígrados), Trump tuvo oportunidad de observar de cerca modernos equipos de la Patrulla Fronteriza, como aviones no tripulados MQ-9 Predator B, helicópteros Black Hawk y el avión Super King Air 350ER.

La visita de Trump a la frontera precede a los debates del Congreso para aprobar el presupuesto para 2018, en el que ansía que se destinen recursos para la construcción del muro fronterizo.

Según Homan, el número de detenciones ha bajado “drásticamente, lo cual va mano a mano con una mejor seguridad en la frontera, mejor equipo, mejores herramientas, mejor tecnología en la frontera”.

“Lo que hasta el momento el presidente ha hecho ha funcionado, pero debemos financiarlo permanentemente”, enfatizó.

Las autoridades migratorias han señalado que los arrestos de
inmigrantes indocumentados en el Sector Yuma han disminuido el 70 % desde 2006, cuando se construyeron más de 50 millas de muro fronterizo.

En su libro “Crippled America, How to Make America Great Again”, publicado en 2015, Trump alababa la efectividad de la triple valla de un sector de Yuma.