•   Bengasi, Libia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Al menos nueve soldados y dos civiles fueron decapitados en un ataque contra una posición del Ejército Nacional Libio (ENL) del mariscal rebelde libio Jalifa Haftar, a 500 km al sur de Trípoli, indicó una portavoz de esa fuerza.

"Al menos nueve soldados fueron decapitados (...) y también dos civiles (...) en una posición" del ENL, declaró el coronel Ahmed al Mesmari, que atribuyó el ataque a la organización yihadista Estado Islámico (EI).

El ataque, que no fue reivindicado hasta el momento, ocurrió a primera hora del miércoles en un puesto de control de las fuerzas leales al mariscal Haftar en la región de Jufra.

El ENL conquistó a primeros de junio esa zona, arrebatando una base aérea a las Brigadas de Defensa de Bengasi, una coalición de combatientes opuestos a Haftar, integrada por islamistas expulsados de la ciudad oriental de Bengasi.

El EI sigue activo en Libia, sobre todo en el sur y el este del país, pese a la pérdida de su bastión de Sirte (norte) en diciembre de 2016, según analistas y fuentes militares.

Desde la caída del régimen de Muamar Gadafi en 2011, el país es escenario de conflictos entre milicianos y dos autoridades que se disputan el poder: el Gobierno de Unión Nacional (GNA), reconocido por la comunidad internacional y con sede en Trípoli, y un Gobierno que ejerce su poder en el este con el apoyo del mariscal Haftar.