•   Santiago de Chile  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Ministerio del Interior de Chile y los municipios de Villa Alemana, en la Región de Valparaíso, y Macul en la región metropolitana de Santiago, firmaron hoy un convenio de cooperación para acoger a 60 refugiados sirios que llegarán al país austral este año, informaron hoy fuentes oficiales.

El subsecretario del Interior, Mahmud Aleuy, destacó en un acto celebrado en el palacio de La Moneda que con la suscripción del convenio "se ha cumplido la primera etapa", que implica que antes de que finalice el año llegarán al país los primeros sesenta del total de 120 refugiados sirios que contempla el acuerdo y que actualmente se encuentran en Líbano.

Aleuy agradeció el "espíritu de trabajo" que hubo entre los organismos del Estado, las distintas organizaciones y la comunidad siria, porque han permitido "que se termine con éxito y que se pueda llevar adelante un programa que no solo va a ser un ejemplo para Chile, sino que también es un ejemplo para el resto del mundo".

Respecto de las quejas de algunos alcaldes por los supuestos problemas que ocasiona el elevado número de inmigrantes, el subsecretario aseguró que los problemas de seguridad "no existen" y que la acusación de que hay inmigrantes que delinquen en Chile no tiene "ninguna relación con las estadísticas".

"Chile no tiene una población de inmigrantes exagerada, ni mucho menos, el promedio de la OCDE de inmigrantes es del 10-12 %, el promedio mundial es del 3 % y Chile está en el 2 %, no tenemos una cantidad de inmigrantes que no podamos administrar", subrayó al respecto.

"Lo que tenemos que hacer es tener políticas como las que ya se han implementado, como el que los menores de edad extranjeros en Chile no paguen visado", añadió Mahmud Aleuy.

El presidente de la Sociedad de Beneficiencia Siria, Hernán Maluk, explicó en declaraciones a Efe, que para ellos es un "motivo de orgullo" que el Gobierno de Chile haya tomado esta decisión y aseguró que colaborarán en lo que sea posible "para que la estadía de ellos (los refugiados) en Chile sea lo más grata posible".

"Muchos de ellos van a quedarse aquí viviendo y otros, seguramente, van a volver allá, pero mientras estén aquí, que sientan que están en su casa", indicó.

Maluk además valoró que Chile, a diferencia de otros países latinoamericanos, donde llegaron refugiados "muy apresuradamente y sin una organización, lo que fue una situación desastrosa", sí que se preparó, debido a una experiencia anterior con refugiados palestinos, "y eso es algo que hay que destacar".

Finalmente, el subsecretario del Interior aseguró que, respecto del proyecto de inmigración enviado por la presidenta chilena, Michelle Bachelet, al Parlamento, está previsto que entre esta semana "o más tardar la otra" se inicie su tramitación legislativa y que esperan que la ley "salga durante este Gobierno, ojalá se apruebe durante este Gobierno".

"Esperamos que la discusión en el Parlamento sea una discusión adecuada y no haya un aprovechamiento inadecuado del drama que viven muchos inmigrantes en este país", finalizó.

El Gobierno de la presidenta Michelle Bachelet terminará el 11 de marzo de 2018.

El convenio se enmarca en un Programa de Reasentamiento impulsado por el Estado chileno, con el apoyo de la Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur) y la Vicaría de la Pastoral Social Cáritas Chile, que tiene como objetivo proporcionar protección, seguridad y apoyo a los inmigrantes para que puedan insertarse en la sociedad.