•   El Cairo, Egipto  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Al menos 508 civiles, entre ellos 300 menores y mujeres, murieron por bombardeos de aviones rusos y de la coalición internacional liderada por EE.UU. sobre la provincia siria de Deir al Zur (noreste), desde el 22 de mayo hasta el 22 de agosto, informó hoy el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Según la ONG, al menos 282 víctimas, entre ellos 101 menores y 83 mujeres, murieron por bombardeos de los aviones de la coalición internacional antiyihadista sobre la ciudad de Al Mayadín, en el este de la provincia de Deir al Zur. De esos fallecidos, 154 perdieron la vida en dos ataques contra un edifico de viviendas perteneciente al grupo yihadista Estado Islámico (EI) en esa urbe, donde se encontraban familiares de combatientes radicales, por lo que la mayoría de las víctimas eran hijos y esposas de estos, de nacionalidad siria y marroquí.

Mientras, en otro bombardeo sobre un centro de detención empleado por los yihadistas murieron al menos 42 presos. A ellos, hay que sumarle 67 víctimas mortales civiles en un ataque aéreo de la coalición en la zona de Albukamal (este), fronteriza con Irak.

Por otra parte, al menos 159 civiles, entre ellos 43 menores y 36 mujeres, perecieron en bombardeos efectuados por la aviación rusa y del Ejército gubernamental sirio en diferentes zonas de la provincia de Deir al Zur.

Casi toda la región está en manos del grupo terrorista Estado Islámico (EI), menos algunos barrios de su capital homónima y el aeropuerto militar. La coalición internacional bombardea al EI en Siria desde el 23 de septiembre de 2014. Mientras, la aviación rusa, que apoya a las tropas del Gobierno de Damasco, empezó a operar en Siria el 30 de septiembre de 2015 y bombardea a los grupos considerados terroristas por ambos aliados.