•   Ciudad de México, México  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Procuraduría Federal de Protección al Medio Ambiente (Profepa) de México aseguró hoy que ve "factible" en el futuro crear una nueva política de aprovechamiento y comercio del pez totoaba, especie en peligro de extinción, si se logra comprobar que su población se ha recuperado.

"Si logra confirmarse la abundancia de esta especie en el Alto Golfo de California (noroeste de México) sería factible crear una nueva política de aprovechamiento y una eventual liberalización para su comercio a futuro", señaló el titular de Profepa, Guillermo Haro.

Haro dijo que "están por conocerse" los resultados de estudios del Instituto Nacional de Pesca y Acuacultura (Impac) sobre la población de totoaba durante una conferencia en la norteña ciudad mexicana de Monterrey, El titular de Profeoa puntualizó que con los resultados de esta investigación seguramente se valorará si el pez totoaba puede estar sujeto para su aprovechamiento "y es posible también, ponderar pronto la liberalización total de su consumo y de su venta".

México aplica desde hace años una política de protección al pez totoaba con una prohibición para su pesca al amenazar la supervivencia de la vaquita marina, otra especia endémica de esas aguas del noroeste de México.

"Nos preocupa todo el tráfico ilegal (de totoaba)", apuntó el titular de Profepa al precisar que México está dedicado a frenarlo tanto como está empeñado en salvar a la vaquita marina. México ha prohibido el uso de redes de enmalle que se usaban para atrapar totoabas pero eran una amenaza para las vaquitas marinas, y recientemente autorizó un nuevo sistema de marcaje para regular un mercado legal del pez.

La totoaba, que llega a medir dos metros de largo y pesar 150 kilos, tiene una alta demanda en países asiáticos como China por su vejiga natatoria o buche, al que se le atribuyen diversas propiedades curativas y afrodisiacas. Los gobiernos de México, China y Estados Unidos celebraron el 23 y 24 de agosto una reunión trilateral en la que confirmaron su intención de cooperar en el combate a la pesca y tráfico ilegal de las totoabas.