•   Brasilia, Brasil  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Una canoa familiar naufragó este sábado en un río del estado brasileño de Roraima (norte) y dejó cuatro menores muertos, elevando a 45 el número de víctimas por accidentes en embarcaciones esta semana.

El accidente ocurrió en el río Agua Boa, en un área de difícil acceso en el sur del estado, según la prensa local.

Diez integrantes de una familia estaban pescando cuando la canoa se dio vuelta y todos cayeron al agua, informaron los bomberos, que confirmaron este domingo la muerte de cuatro niños y adolescentes de entre 3 y 14 años.

Las cuatro víctimas se suman a los 41 muertos registrados esta semana en dos naufragios en los estados de Pará (norte) y Bahia (noreste).

El 22 de agosto, un barco con 49 personas a bordo se hundió en el río Xingú, en el estado amazónico de Pará. Según el último balance, 23 personas murieron.

Dos días después, una embarcación con 120 pasajeros se hundió durante el trayecto entre la Isla de Itaparica y Salvador, la capital de Bahia, dejando al menos 18 muertos.