•   Caracas, Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Venezuela acusó al gobierno de Costa Rica de arrodillarse ante Estados Unidos, al rechazar el apoyo del país centroamericano a la exfiscal general venezolana Luisa Ortega durante una vista a San José este lunes.

"Gobierno de Costa Rica opta por arrodillarse ante políticas de Washington, agrediendo la democracia venezolana y sus legítimas instituciones", señaló en Twitter el canciller venezolano, Jorge Arreaza.

El ministerio costarricense de Relaciones Exteriores indicó en un comunicado que considera a Ortega la fiscal general de Venezuela, pese a que el pasado 5 de agosto fue destituida por la Asamblea Constituyente que rige el país con poderes absolutos.

"Lamentamos la arrogancia de la Cancillería de Costa Rica, que parece imitar la conducta supremacista de sus jefes del Norte", añadió Arreaza.

La exfiscal rompió con el presidente Nicolás Maduro a finales de marzo, por considerar que se convirtió en un "dictador", y es una de sus más férreas opositoras.

Según Maduro, la rebelde exfiscal forma parte de un plan, junto con la oposición venezolana y Estados Unidos, para generar caos en Venezuela y derrocarlo.

Ortega se reunió en Costa Rica con el fiscal de ese país, Jorge Chavarría, para presentar varias denuncias contra el gobierno venezolano.

La exfuncionaria aseguró a la prensa en San José que autoridades de su país habrían contratado sicarios para atentar contra su vida y la de otros fiscales que pretenden denunciar abusos que atribuye al oficialismo.

La abogada de 59 años afirmó además que el mandatario socialista desvió entre ocho y 10 millones de dólares del fisco nacional, en una operación que vinculó con el escándalo de corrupción de la empresa brasileña Odecrecht.

Ortega también acudió a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH).

"Venezuela día a día sufre por la falta de alimentos, medicinas, hay un grave problema de salud. En un país con tantos recursos, nuestros compatriotas están comiendo de la basura, además vivimos una sistemática violación de los derechos humanos", dijo la exfiscal en San José.

Ortega llegó el 18 de agosto a Colombia, donde el presidente Juan Manuel Santos le ofreció asilo, alegando ser víctima de una persecución política por parte del gobierno de Maduro.