•   Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El presidente de Guatemala, Jimmy Morales, reiteró este martes su decisión de expulsar al jefe de una misión de la ONU contra la corrupción, a quien acusa de injerencia en asuntos de Estado y sobrepasar sus funciones.

Citando pasajes de la Biblia, Morales aseguró en una reunión con alcaldes municipales que la expulsión del exmagistrado colombiano Iván Veláquez, que ha provocado una crisis política en el país, ha sido una “decisión difícil”, pero dijo que había que tomarla.  

Desde que comenzó su campaña electoral y tras asumir la presidencia, Morales apoya sus discursos en frases de la biblia, ya que profesa la religión cristiana evangélica.  

El domingo pasado, el mandatario declaró como “non grato” a Velásquez, jefe de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), un ente adscrito a la ONU que desde 2007 a petición del gobierno guatemalteco apoya en la depuración judicial y combate a estructuras del crimen en el Estado. 

“No estoy defendiendo gente corrupta, no estoy en contra de la lucha contra la corrupción, ni siquiera he dicho que esté en contra de la Cicig”, replicó el gobernante.

“No tengo temor de la ley, si en algún momento hay que llegar ante la ley, hay que llegar como establece la ley y nadie debe estar exento, la justicia no puede ser selectiva”, sentenció Morales, un excomediante de televisión de 48 años. 

Fiscalía se pronuncia

La fiscal general de Guatemala,Thelma Aldana, advirtió que la justicia de su país “no es negociable”, y que la dimisión del cargo depende de la resolución final de la Corte de Constitucionalidad (CC) sobre la expulsión del comisionado contra la impunidad, Iván Velásquez, ordenada por el presidente Jimmy Morales el pasado domingo.

La jefa del Ministerio Público (MP) reiteró que si el titular de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) es expulsado, “yo presento mi renuncia como fiscal general porque es el único mecanismo para protestar por una decisión de esa magnitud”.

Hijo a proceso 

José Manuel Morales y Samuel Morales, hijo y hermano, respectivamente, del presidente de Guatemala, Jimmy Morales, deberán presentarse hoy ante la justicia para ser juzgados por un caso de fraude al Estado en el año 2013.

Una portavoz del Organismo Judicial confirmó a Acan-Efe el inicio de este debate, que está programado para las 9:00 de la mañana de hoy miércoles.

El hijo y el hermano del mandatario fueron beneficiados en febrero por la Sala Tercera de Corte de Apelaciones con una fianza de 100,000 quetzales (13,586 dólares) a cada uno, prohibición de salir de Guatemala y arresto domiciliario.