•   Beirut, Líbano  |
  •  |
  •  |
  • AFP

 La coalición antiyihadista dirigida por Washington llevó a cabo un bombardeo aéreo para impedir que un convoy de combatientes del grupo Estado Islámico (EI), evacuados de Líbano, llegara al este sirio, fronterizo con Irak, afirmó este miércoles su portavoz a la AFP.

"Para impedir que el convoy se dirigiera más al este, creamos un cráter y destruimos un pequeño puente", afirmó el coronel Ryan Dillon, mencionando un "bombardeo aéreo", pero sin precisar la zona geográfica en la que se efectuó el ataque.

Los combatientes del EI fueron expulsados este fin de semana de la frontera entre Siria y Líbano en virtud de un acuerdo con el Hezbolá libanés, que les prometió que serían evacuados en autobús a la ciudad de Bukamal, en Deir Ezzor, la última frontera siria en manos de los yihadistas y fronteriza con Irak.

"El EI es una amenaza mundial, desplazar a terroristas de un lugar a otro (...) no es una solución duradera", afirmó el coronel Dillon.

"La coalición vigila el movimiento del convoy en tiempo real. Según las leyes que rigen los conflictos armados, la coalición actuará contra el EI en el momento y en el lugar en el que pueda", agregó.

El acuerdo sobre la evacuación de los yihadistas de Líbano provocó indignación en Irak y críticas por parte de Estados Unidos.

Justo antes de las declaraciones del coronel Dillon a la AFP, el emisario del presidente estadounidense para la coalición antiEI, Brett McGurk, había criticado el acuerdo.

"Los terroristas del EI deben ser abatidos en el terreno y no ser [evacuados] en autobuses a través de Siria hasta la frontera iraquí sin el consentimiento de Irak", tuiteó.

"Nuestra coalición actuará para que estos terroristas nunca puedan entrar en Irak o escapar de lo que queda de su tambaleante 'califato'", agregó.

El acuerdo fue negociado entre el grupo EI y el Hezbolá, enemigo jurado de Estados Unidos, que lo ha clasificado como "organización terrorista", como hizo con el EI.