•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Una potente ola de calor tiene angustiados a los habitantes de Los Ángeles, al sur de California, Estados Unidos, donde las temperaturas marcan en el termómetro los 110°F (45 grados Celcius), informaron hoy las autoridades locales.

Funcionarios del Servicio Meteorólogo Nacional (NWS), advirtieron del peligro de la ola de calor e instaron a los habitantes a tomar las precauciones debidas y han catalogado el fenómeno como el verano más caluroso.

Las autoridades meteorólogas de ese país explicaron que el exceso de calor es provocado por un sistema de alta presión asentado sobre la Gran Cuenca de Utah y Nevada, lo que facilitará las altas temperaturas en el lugar.

La ola de calor que mantiene angustiados a estos habitantes inició esta semana y, según las autoridades, los más afectados son los adultos mayores y los niños.

Funcionarios del sistema de salud del estado de California han recomendado a los pobladores, principalmente a los adultos mayores, evitar exponerse al sol, usar bloqueador solar al salir a las calles y tomar abundante agua para evitar problemas de hipertensión y prevenir muertes por infarto.

Las altas temperaturas podrían descender a finales de esta semana y mientras eso sucede, miles de personas buscan las playas californianas para sumergirse en las aguas y refrescarse.

Mientras el estado de California es golpeado por la ola de calor, catalogada por las autoridades meteorológicas de Estados Unidos  como la más peligrosa de los últimos años, el estado de Texas fue castigado duramente por la llegada del huracán Harvey, que desbastó parte de la ciudad.

Por las condiciones del clima seco y las altas temperaturas del verano del estado de California, las autoridades están alerta ante cualquier incendio forestal.