•   Buenos Aires, Argentina  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La activista y diputada kirchernista del Parlasur Milagro Sala, en prisión preventiva desde enero de 2016, fue trasladada hoy a su vivienda en la provincia argentina de Jujuy (norte) para cumplir arresto domiciliario, como determinó la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

El organismo, dependiente de la Organización de Estados Americanos (OEA), había ordenado el 28 de julio a Argentina medidas alternativas a su detención, como el arresto domiciliario o la fiscalización electrónica.

Aunque la Justicia jujeña otorgó el 16 de agosto la prisión preventiva a la líder del movimiento social Tupac Amaru -en línea con la decisión de la CIDH-, organizaciones de derechos humanos denunciaron que la vivienda a la que iba a ser destinada no cumplía condiciones de habitabilidad, por lo que el traslado fue pospuesto de manera indefinida.

Es así que, tras realizar los trámites necesarios y según confirmaron a Efe fuentes del Comité por la Libertad de Milagro Sala, la activista fue finalmente trasladada a la casa este jueves.

Sala encabeza la organización barrial Tupac Amaru, un movimiento nacido en 1999 con objetivos como construir casas, escuelas, centros de salud y pequeñas empresas para los más desfavorecidos en la zona norte de Argentina -la más pobre del país- a través de donaciones y ayudas concedidas por el Estado.

La también diputada del Parlasur por el kirchnerista Frente para la Victoria fue detenida el 16 de enero de 2016 por instigación, tumulto y sedición, entre otros cargos, durante una protesta social organizada por Tupac Amaru en esa región.

Trece días después, un juez provincial ordenó su excarcelación, pero, en contra de esa decisión, Sala permaneció detenida preventivamente por una causa abierta el día anterior en la que se le imputaron delitos de defraudación a la administración pública, extorsión y asociación ilícita.