•   La Paz, Bolivia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La oposición boliviana denunció que la elección de magistrados por voto popular en diciembre próximo, cuyos candidatos fueron escogidos este jueves por un Congreso de mayoría oficialista, busca abrir otra vía para una nueva reelección del presidente Evo Morales.

La reacción emerge luego que el Congreso bicameral designó, mediante un cuestionado proceso de evaluación, a 96 candidatos a ocupar puestos en el Tribunal Constitucional Plurinacional, el Tribunal Supremo de Justicia, el Tribunal Agroambiental y el Consejo de la Magistratura.

La elección de los candidatos designados por el Congreso será el 3 de diciembre.

"Convocamos a rechazar este nuevo atropello a la institucionalidad democrática del país, que pretende viabilizar el intento inconstitucional de una nueva reelección de los actuales mandatarios y que busca desconocer los resultados del referéndum del 21 de febrero de 2016", que rechazó una nueva postulación de Morales, dijeron en un documento entregado a la prensa.

La posición fue fijada por los expresidentes Carlos Mesa (centro) y Jorge Quiroga (derecha), potenciales candidatos a los comicios de diciembre de 2019, además del exvicepresidente liberal Víctor Hugo Cárdenas. El documento está firmado además por los líderes de tres principales frentes de oposición.

La mayoría oficialista escogió a los magistrados en una sesión de 30 horas, fuertemente cuestionada por una oposición en minoría.

"El gobierno ha preferido imponer sus reglas y mantener la justicia de Bolivia en el peor momento de su historia, atravesada por la falta de idoneidad, la dependencia partidaria, la instrumentalización del sistema judicial como mecanismo de persecución basado en la corrupción", agregó el documento.

Bolivia eligió magistrados por primera vía sufragio popular en 2011.

Morales, quien gobierna desde 2006, impulsa una estrategia para encontrar medios constitucionales que lo habiliten para la relección en los comicios de 2019.