•   México  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La tormenta tropical Lidia sigue recorriendo la península de Baja California, en el noreste de México, y en las últimas horas causó inundaciones, daños en infraestructuras y cientos de personas evacuadas.

"El centro de la tormenta continúa sobre la línea de costa, sin embargo, durante las siguientes horas continuarán lluvias intensas sobre Baja California Sur y el Golfo de California, las cuales se pueden extender hacia las costas de Sinaloa y sur de Sonora", informó hoy el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

A las 7.00 hora local (12.00 GMT), Lidia avanza hacia el noroeste a 13 kilómetros por hora (km/h) con vientos sostenidos de 100 kilómetros por hora y rachas de 120 kilómetros por hora.

Se encuentra a 5 kilómetros al este de Santa Fe, en Baja California Sur, y a 70 kilómetros al oeste de La Paz, en este mismo estado del noroeste de México.

De acuerdo con el pronóstico, el meteoro se encuentra actualmente en la línea de la costa, y en las próximas horas tocará tierra de manera intermitente, mientras avanza hacia el norte del país dejando fuertes lluvias en varios estados del noroeste.

Sus bandas nubosas ocasionarán tormentas mayores a 250 milímetros (mm) en Baja California Sur; tormentas puntuales torrenciales (150 a 250 mm) en Sinaloa; tormentas puntuales intensas (75 a 150 mm) en Baja California, Sonora y Durango.

También tormentas puntuales muy fuertes (50 a 75 mm) en Chihuahua, Zacatecas, Nayarit, Jalisco y Michoacán; y tormentas puntuales fuertes (25 a 50 mm) en Colima y Aguascalientes

Protección Civil decretó la alerta roja (peligro máximo) para Baja California Sur y Sinaloa, y alerta naranja (peligro alto) para el sur de Baja California y la costa norte de Sonora.

El balneario turístico de Los Cabos recibió este jueves los embates de Lidia acumulando hasta 360 milímetros de agua.

Las precipitaciones causaron fuertes inundaciones, así como la caída de dos puentes y el derrumbe de una vivienda, según reportan medios locales.

El duodécimo ciclón de la temporada en el Pacífico también provocó la suspensión de 81 vuelos, la paralización del aeropuerto y la declaración de emergencia en cinco municipios del estado.

La fuerza en el cauce de los arroyos también se llevó varios vehículos, y el Consejo Estatal de Protección Civil reporta más de 1.000 personas en albergues.

La lluvia llegó también hasta los estados de Sinaloa, Sonora y Colima, que suspendieron clases, aunque de momento no se reportan daños.