elnuevodiario.com.ni
  •  |
  •  |
  • AFP

El Senado argentino aprobó el proyecto de la presidenta Cristina Kirchner de adelantar las elecciones legislativas cuatro meses, al 28 de junio, con el argumento de que el país necesita deslindar la campaña de las tensiones por la crisis global. El bloque del gubernamental peronismo kirchnerista y sus aliados sumó 42 votos, contra 26 de la oposición liberal, derechista y radical socialdemócrata, una semana después de la sanción de la norma por la cámara de Diputados.

La mandataria había justificado la medida con una dramática declaración según la cual "sería suicida embarcar a la sociedad, de aquí hasta, el último domingo de,  octubre,  fecha original, en una discusión permanente cuando el mundo se cae a pedazos y estos se pueden caer encima nuestro". El oficialismo encontrará, sin embargo, en su camino hacia finales de junio un escenario desfavorable, con la economía en franco retroceso, un conflicto de más de un año con las patronales agrarias que dañó la popularidad del Gobierno y el "empacho" de la sociedad por la inseguridad urbana.

La segunda fuerza parlamentaria, la Unión Cívica Radical, UCR, socialdemócrata, está formando una alianza antikirchnerista con la Coalición Cívica, CC, derecha liberal y sectores del socialismo. Otro frente opositor nuclea al alcalde de Buenos Aires, el derechista Mauricio Macri, junto con peronistas disidentes de la provincia de Buenos Aires, principal distrito electoral del país con casi el 40% del padrón.

Oposición rechaza iniciativa
Kirchner había anunciado sorpresivamente el plan de anticipar el calendario electoral, para evitar una prolongada campaña en el marco de la crisis global y sus consecuencias negativas para la economía doméstica. La oposición rechazó la iniciativa por considerarla un acto desesperado de la mandataria antes de que el país sufra los efectos recesivos en el segundo semestre del año, como prevén consultores económicos, y acusó al Gobierno de vulnerar la institucionalidad.

Argentina creció a un ritmo de casi 9% anual entre 2003 y 2007, pero en los últimos meses la economía perdió bríos y cerró 2008 con un crecimiento de 7%. La tendencia se acentuó en enero de 2009 con una caída de 36% de las exportaciones en la comparación interanual y con una baja en la producción automotriz de 55% en febrero frente a igual mes del año anterior. El debate en el Congreso tuvo como telón de fondo el duro conflicto entre organizaciones patronales agropecuarias y el Gobierno, que disputan la millonaria renta de la soja, principal cultivo del país sudamericano, que es una potencia exportadora de alimentos.