•  |
  •  |
  • END

La Policía colombiana capturó a diez presuntos guerrilleros de las FARC que estarían fraguando un atentado contra el ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, aprovechando su descanso de Semana Santa, según informó ayer jueves el director de la Policía, general Oscar Naranjo.

En declaraciones a periodistas, el oficial precisó que el supuesto plan consistía en que “los guerrilleros ingresarían a la casa de campo de Santos, en la población de Anapoima (87 km al suroeste de Bogotá), camuflados como policías”, para asesinarlo junto con su familia.

Los rebeldes fueron capturados en un predio cercano a la finca de descanso del ministro, señaló Naranjo.

Por su parte, el presidente Álvaro Uribe, en una declaración en la Casa de Nariño, sede presidencial, agradeció a la Policía y se congratuló por el “exitoso golpe” a la columna ‘Teófilo Forero’ de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Golpe certero

Uribe expresó su “solidaridad con el señor Ministro y con su familia”, y reiteró la “determinación” del gobierno colombiano “de combatir a los terroristas”.

“Esta investigación se venía adelantando desde hace varios meses, y por fortuna la Policía Nacional ha dado este golpe certero”, agregó el presidente.

El ministro Santos, en una conferencia de prensa, dijo que continuará en el cargo y que igualmente su familia se mantendrá en el país acompañándolo.

Según el ministro, con el descubrimiento de este plan de las FARC para asesinarlo se eleva a 11 el número de esos intentos.

“Las FARC están comportándose como unas fieras acorraladas. Abandonaron la guerra de guerrillas y optaron más bien por hacer físico terrorismo”, dijo Santos respecto al plan para asesinarlo.