•   Roma, Italia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El papa Francisco expreso hoy su solidaridad con los afectados por el huracán Harvey en los estados estadounidenses de Texas y Luisiana y a los damnificados en el sur de Asia por el monzón que ha afectado a India, Nepal y Bangladesh.

"Renuevo mi cercanía espiritual a las poblaciones de Asia Meridional, que aún sufren las consecuencias de las inundaciones", dijo Jorge Bergoglio desde la ventana del palacio apostólico del Vaticano, momentos después del rezo del Ángelus.

"Deseo expresar mi más profundo interés por el sufrimiento de los habitantes de Texas y Luisiana afectados por un huracán y precipitaciones excepcionales, que han causado víctimas, miles de desplazados e ingentes daños materiales", añadió.



La intensas lluvias en el sur de Asia han provocado cientos de muertos y millones de damnificados, mientras que el huracán Harvey ha causado la muerte de al menos 30 personas y más de 30.000 fueron desalojadas en Estados Unidos. 

Una semana después del paso del huracán Harvey, millones de habitantes del sur de Estados Unidos se esfuerzan por reanudar sus vidas en barrios convertidos en islas, limitados por las dificultades de abastecimiento, los cortes de corriente y la parálisis del transporte.

Para decenas de miles de habitantes, instalados en centros de acogida, el regreso a sus hogares es impensable dada la lentitud de la decrecida de las inundaciones.

Las casas han permanecido abandonadas durante varios días, con un agua lodosa que ha llegado al nivel de las ventanas, a veces incluso más arriba, y los autos están listos para ir al desguace.

Al regresar a su vivienda en Port Arthur el viernes, Tobias James encontró sus dos vehículos llenos de agua, incluyendo un Dodge totalmente nuevo. "El seguro de uno de ellos venció hace ya años", se lamentó, al tiempo que se consolaba pensando que todos sus parientes se encuentran bien.