•   Miami, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Los turistas en Key West, un popular destino en el archipiélago de los cayos, en el sur del estado de Florida, recibieron orden de abandonar la isla antes de la llegada esperada del huracán Irma, en la máxima categoría de 5, informaron autoridades locales el martes.

Los visitantes deberán empezar el desalojo al amanecer del miércoles, y le seguirá una orden similar para los residentes, según un comunicado del condado Monroe, que incluye la isla de Key West.

"Enfáticamente le decimos a las personas que deben irse, no pueden quedarse en una isla con un huracán categoría 5 en camino", dijo Martin Senterfitt, director del centro de operaciones de emergencia del condado Monroe.

La mayor parte del archipiélago de los cayos de Florida, que se extiende desde el extremo sur del estado y acaba en Key West, está solo entre 0,9 y 1,5 metros por encima del nivel del mar, agregó.

El huracán Irma, que este martes alcanzó la máxima categoría, amenaza islas caribeñas como las Antillas francesas, Haití, República Dominicana y Cuba, así como el estado de Florida, que declaró una situación de emergencia.

La anticipación del poderoso ciclón ya se siente también en los mercados.

Luego de que el precio de la gasolina aumentara la semana pasada en Texas tras el paso del huracán Harvey, los precios del jugo de naranja y del algodón trepan en el estado de Florida, en espera de Irma.

En Florida, el mayor productor de jugo de naranja de Estados Unidos, el precio de la bebida congelada se disparó en la plataforma Inter Continental Exchange de Nueva York.

El contrato para entrega en noviembre, el más activo, aumentó 6,23% el martes, alcanzando 1,45 dólares la libra, su nivel más elevado desde mayo, y más de 11% respecto al miércoles pasado, día en que se conocieron las primeras advertencias serias por Irma.

De su lado, el algodón, cuyos precios ya habían aumentado tras las inundaciones causadas por Harvey en los campos de Texas y del delta del Misisipi, aumentaron 4,17% el martes.

A las 18H00 GMT, Irma se acercaba hacia las Islas de Sotavento, a 295 km de Barbados y 290 km de Antigua, donde el viento y la lluvia ya habían comenzado. El ciclón estaba a 370 km al este de Martinica, a 335 km de Guadalupe y a 500 km de las Islas del Norte, San Martín y San Bartolomé, según el servicio francés de meteorología, Météo France.

La tormenta, que avanza hacia el oeste con vientos de cerca de 295 km/h, se espera que empiece a golpear esas islas entre la noche del martes y la mañana del miércoles, según el Centro Estadounidense de Huracanes.