•   San Juan, Puerto Rico  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La población de las islas del sur del archipiélago atlántico de Bahamas comenzó hoy buscar refugio en la capital, Nassau, ante el avance hacia la región del huracán Irma, que a su paso por las Antillas Menores dejó dos muertos.

Los ciudadanos respondieron así a la llamada del primer ministro, Hubert Minnis, que pidió en un mensaje al país que abandonara sus casas conforme el huracán se dirige hacia el oeste del Caribe y Bahamas.

Minnis fue enérgico al advertir a sus compatriotas que se enfrentaban a la muerte o grave peligrosidad si permanecían en sus viviendas al paso del sistema, de categoría 5, la máxima.

La población advertida es la que reside en la zona sur del archipiélago, en especial las islas de Mayaguana, Inagua, Crooked, Acklins, Cayo Largo, Mica y Ragged. "Pedimos de la forma más enérgica posible que los residentes de esas islas cumplan con la evacuación", indicó el funcionario.

"Aquellos que se nieguen a evacuar se colocan en un peligro potencialmente grande debido a este huracán monstruo. No ponga su vida y las de sus seres queridos en riesgo innecesario", dijo Minnis.

El primer ministro destacó que el orden era imperativa y que el personal de rescate no estarían disponible durante el impacto directo del huracán. Las evacuaciones se llevan a cabo a través de las aerolíneas Bahamas Air, Pineapple Air y Sky Bahamas, las cuales está programado que terminen el proceso la noche de este miércoles.

El responsable de la Agencia Nacional de Manejo de Emergencias (NEMA, por sus siglas en inglés), Stephen Russell, reveló que unos 900 residentes se verían afectados por la orden de evacuación. Russell también señaló que el Gobierno vigilan de cerca las islas de Andros y Bimini por si fuera necesario su evacuación, ya que tan pronto como mañana el huracán Irma se acercará al sureste de Bahamas.

Al menos dos personas han muerto y otras dos han resultado heridas graves en los territorios franceses de San Martín y San Bartolomé, en las Antillas Menores, por los efectos del huracán Irma, según dio a conocer la ministra gala de Ultramar, Annick Girardin.