•   Miami, Florida  |
  •  |
  •  |
  • EFE

 El ojo del extremadamente peligroso huracán Irma, de categoría 5, se mueve cerca de las islas Turcos y Caicos en su camino al archipiélago de Bahamas, con poderosos vientos máximos sostenidos de 175 millas por hora (280 km/h).

El ciclón se halla a unas 55 millas (85 kilómetros) al oeste-suroeste de la isla de Gran Turca y a unas 90 millas (145 kilómetros) al este de la Gran Isla de Inagua.

Pese a las "fluctuaciones de intensidad" que experimentará Irma en las próximas 48 horas, el sistema permanecerá como un "poderoso huracán de categoría 4 o 5 durante los próximos dos días" mientras se desplaza hacia el oeste-noroeste a 16 millas por hora (26 km/h), advirtieron los científicos.

Según un probable patrón de trayectoria, el ojo de Irma debería continuar moviéndose cerca de las Islas Turcas y Caicos, y proseguir rumbo al sureste de Bahamas. El centro del huracán continuará sobre el norte de Cuba el próximo día.

En cuanto a la amenaza que se cierne sobre Florida, Don Dixon, meteorólogo del Centro Nacional de Huracanes (CNH) señaló a Efe que es "todavía muy pronto para especificar el lugar del sur de Florida donde tocará tierra el ojo de Irma, por las variaciones que pueden producirse", aunque es "muy probable que los vientos huracanados comiencen a sentirse el sábado por la tarde".

En la península de Florida, se ha emitido una vigilancia de huracán (posible paso del sistema en 48 horas) desde la ensenada de Júpiter hasta Bonita Beach, incluidos los Cayos, en el extremo sur del estado, el lago Okeechobee y la Bahía de Florida.

Hay también una vigilancia de marejada ciclónica (paso del sistema en 48 horas) desde la ensenada de Júpiter hacia el sur hasta Bonita Beach, incluidos los Cayos, en Florida también.

Partes de República Dominicana, Haití, el sureste, centro y noroeste de Bahamas, las islas de Turcos y Caicos y las provincias cubanas de Camaguey, Ciego de Avila, Santo Espíritu y Villa Clara, se hallan bajo aviso de huracán.

En Florida, los condados de Monroe, Broward y partes de Miami-Dade se hallan bajo orden de evacuación obligatoria a causa de los efectos de Irma, el huracán más intenso formado en aguas abiertas del Atlántico que se ha registrado.

En lo que va de año se han formado once tormentas tropicales, de las cuales seis se convirtieron en huracanes.

La primera tormenta tropical de 2017 fue Arlene, que se formó en abril pasado en mitad del Atlántico, más de un mes antes del comienzo de la temporada.

A esta siguieron Bret, Cindy, Don, Emily y Franklin, que se convirtió en el primer huracán de la temporada; luego, Gert, el segundo huracán; Harvey, que alcanzó la categoría 4; Irma, categoría 5, la máxima; y José y Katia.