•   Lima, Perú  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Una comisión multipartidaria del Congreso de Perú investigará, durante 180 días, los casos de abuso sexual a menores denunciados en colegios, albergues y grupos religiosos como el Sodalicio de Vida Cristiana, según aprobó hoy el Parlamento en sesión plenaria.

Anualmente, la Policía Nacional recibe cerca de 4.000 denuncias por violación sexual a menores de edad, donde la mayoría de las víctimas son niñas, y solo 800 casos terminan en una denuncia formal contra los agresores.

El legislador oficialista Alberto De Belaunde sustentó la urgencia de que el Parlamento se aboque a investigar las denuncias difundidas el año pasado sobre los abusos sexuales a menores de edad por parte del fundador del Sodalicio, Luis Figari, e integrantes de este grupo católico, entre otros casos.

Por su parte, las legisladoras Alejandra Aramayo de Fuerza Popular y Marisa Glave de los No Agrupados plantearon que debería tipificarse como delito de lesa humanidad a quien abuse sexualmente de un menor.

Asimismo, solicitaron que la pesquisa parlamentaria incluya las denuncias contra el exdirector del colegio Héctor de Cárdenas, Juan Borea Odría, acusado de abuso sexual por parte de exestudiantes.

La Fiscalía de Perú investiga al fundador del Sodalicio y a otros siete integrantes de la organización por la presunta comisión de los delitos de secuestro, lesiones graves, abusos sexuales y lavado de activos.

Un informe del Sodalicio elaborado por expertos extranjeros concluyó que al menos 36 personas, 19 de ellas menores, fueron presuntamente víctimas de abusos sexuales entre 1975 y 2002, por parte de sus líderes, entre ellos Figari.

El informe contiene el testimonio de una víctima que sufrió abuso sexual de Figari en 1975, cuando tenía 15 años, así como de seis exsodálites que denunciaron haber sido víctimas del mismo delito por parte del fundador del grupo, quien vive en Roma impedido por el Vaticano de volver a Perú.

Además de Figari, los otros agresores sexuales identificados dentro del Sodalicio son el fallecido Germán Doig, Virgilio Levaggi y Jeffrey Daniels, los dos últimos ya retirados de la sociedad, quienes abusaron de 19 menores y 10 adultos entre 1975 y 2002.

Las siete víctimas restantes detectadas en la investigación fueron aparentemente agredidas sexualmente por tres miembros actuales del Sodalicio y otro integrante ya retirado.