•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Primero, el nombre científico: triboluminiscencia. Ahora, lo que todos vieron en México durante el poderoso terremoto: Luces que aparecían y desaparecían en el cielo. Le han llamado las luces del terremoto.

Los mexicanos pasaron la noche hablando del terremoto y de los muertos, y también de las luces en el cielo. ¿Señales divinas? No necesariamente.

Los expertos indican que esas luces o destellos lumínicos aparecen, no siempre, antes, durante o después de que las fallas geológicas se muevan y ocurra un temblor, como anoche en México.

El periódico La Vanguardia indicó hoy en su sitio digital que los destellos lumínicos no son más que cargas eléctricas que se desplazan en las grietas de las placas tectónicas.

Sí, en México se movía la tierra y en el cielo había luces que se encendían y apagaban, causando asombro.

Este fenómeno, agrega La Vanguardia, puede ocurrir con sismos de más de 5 grados. El de México, anoche, fue de 8,2 y generó una alerta de tsunami para Centroamérica.

Por su parte, el sitio Hipertextual, recordó que México está sobre cinco placas tectónicas: Caribe, Pacífico, Norteamérica, Rivera y Cocos, por lo que sufre alta sismicidad.

Las luces del terremoto, como se les ha llamado, no son más que la descarga de energía que liberó la tierra al momento de ocurrir el potente terremoto.

El fenómeno, agrega Hipertextual, puede ocurrir antes, durante y después de un terremoto.

Terremoto poco habitual

Jusato hoy, una experta dijo que el terremoto registrado la pasada noche en México y que se dejó sentir en buena parte de Centroamérica se produjo por la fractura interna de una placa tectónica, algo poco habitual y que suele ser más peligroso que el sismo provocado por el roce de dos placas.

Así lo explicó hoy en una entrevista con Efe la investigadora islandesa Vala Hjorleifsdottir, que lleva siete años trabajando en el Instituto de Geofísica de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

"El hecho de que haya habido por ejemplo menos daños que tras el terremoto de 1985 (de magnitud 8,1 en la escala Richter y que dejó miles de muertos y desaparecidos en Ciudad de México) se debe fundamentalmente a que el de la pasada noche (de 8,2) ocurrió a mucha más profundidad y más lejos" de la capital, apuntó.

Peña Nieto en las zonas afectadas

El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, llegó hoy al estado de Oaxaca para visitar las zonas más afectadas por el poderoso terremoto que anoche sacudió el centro y sur del país, que ha dejado un saldo preliminar de 58 personas muertas.

El mandatario salió desde el aeropuerto de la Ciudad de México hacia Ixtepec, desde donde dirigirá hacia a la localidad de Juchitán, confirmaron a Efe fuentes de la Presidencia.

Allí recorrerá, en compañía del secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, y el coordinador nacional de Protección Civil, Luis Felipe Puente, las zonas más afectadas por el sismo de magnitud 8,2 en la escala de Richter, agregaron.

Peña Nieto agradeció hoy a través de Twitter las muestras de "solidaridad y apoyo" que ha recibido de "naciones amigas" tras el terremoto.

Destacó que Protección Civil, la Secretaría de la Defensa, la Marina, la Policía Federal y todas las dependencias del Gobierno realizan acciones de atención a la población. De acuerdo con Luis Felipe Puente, el terremoto -cuyo epicentro se localizó frente a las costas de Chiapas- dejó al menos 45 muertos en Oaxaca, 10 en Chiapas y 3 en Tabasco.