•   Miami, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Más de la cuarta parte de la población de Florida recibió este sábado orden de evacuación, según la oficina del gobernador de este Estado del sureste de Estados Unidos amenazado en las próximas horas con la llegada del potente huracán Irma.

Los servicios de emergencia de Florida "estiman que 6.3 millones de habitantes de Florida han recibido la orden de evacuar", contra los 5.6 millones que ya habían sido apercibidos hasta la noche del viernes, señaló la oficina del gobernador en un comunicado.

Más de 54,000 personas se encuentran refugiadas en unos 320 albergues abiertos a lo largo de Florida, según los servicios, mientras que cientos de miles se refugiaron por sus propios medios antes del arribo previsto para la mañana del domingo de Irma, un potente huracán que ha dejado al menos 25 muertos a su paso por el Caribe.

Horas eternas

Las horas previas a la llegada del "más peligroso" huracán del Atlántico al sur de Estados Unidos tiene a aquellos que se resignaron a esperarlo en casa a la expectativa de los destrozos, inundaciones, cortes de energía y especialmente del tiempo que Irma los dejará encerrados en sus refugios.

Los nueve días desde que Irma se convirtió rápidamente en huracán y empezó a lucir como una perfecta pesadilla en su camino por el Caribe han parecido semanas de preparativos y filas para comprar agua, tablones, gasolina, enlatados, pilas y demás provisiones para apaciguar la furia de Irma.

El temible huracán Irma está por llegar a Florida. Archivo/END"Que a la próxima me avisen cuando el huracán venga por la Calle Ocho (la tradicional calle de la Pequeña Habana de Miami)", dice uno de los chistes por internet que buscaban relajar a los residentes del sur de Florida, alarmados con los sucesivos boletines noticiosos.

Irma ha azotado desde la noche del viernes la costa norte de Cuba en su camino hacia los Cayos de Florida y tiene con ansiedad a la península de Florida después del recorrido mortal que hizo por el Caribe, en que ha dejado al menos 18 muertos.

En Florida, 5,6 millones de personas, más de un cuarto de la población, fueron llamadas a evacuar y muchas de ellas se desplazaron hacia el norte del estado y el país, éxodo que ha sido considerado histórico para la región.

Los que se quedaron, ahora tienen tiempo de sobra para hacer todo tipo de cábalas sobre el posible impacto de Irma en sus vidas, muchos dan por contado que los vientos huracanados y las fuertes lluvias traerán inundaciones y pérdidas del servicio eléctrico en sus vecindarios.

Esta mañana, el Servicio Meteorológico Nacional emitió un aviso de inundación, que se prolongará hasta el próximo lunes, para gran parte del sur de la Florida, que incluye la zonas costeras de los condados vecinos de Miami-Dade, Broward y Palm Beach.

Las primeras lluvias asociadas al huracán Irma llegaron hoy a Miami con los primeros cortes de luz, a pesar de que los enormes vientos del huracán, de 213 kilómetros por hora, con rachas más fuertes, casi no se sienten todavía en la ciudad.

Se prevé además que los cortes de energía afecten a unos 4,1 millones de clientes, unos 9 millones de personas en el estado, según la Florida Power and Light Company (FPL), la principal suministradora de electricidad del sur de Florida.