•   Miami, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Managua, 9 sep (ACAN-EFE).- El Gobierno de Nicaragua expresó hoy su solidaridad con Cuba, cuyo Gobierno extendió este sábado la alarma a casi todo su territorio por el paso de Irma, que ya ha azotado la mitad oriental de la isla.

"Cuba, la querida hermana, nuestra caribeña Cuba, ahí resistiendo con toda esa organización que le conocemos", señaló en un mensaje la vicepresidenta y primera dama de Nicaragua, Rosario Murillo.

La dignataria destacó la capacidad que tiene el Gobierno y el pueblo de Cuba "para enfrentar todos estos desastres y procurar, en primer lugar, defender la vida".

"Imagínense, casi 700.000 hermanos cubanos han sido evacuados, tal vez más, y a estas horas 60.000 turistas que se sienten seguros con todas las medidas de protección que ha tomado el hermano Gobierno de Cuba", continuó Murillo.

Según las últimas informaciones del Instituto de Meteorología de Cuba, el "intenso huracán" Irma azota la mitad norte de las provincias centrales con categoría cuatro de la escala Saffir Simpson.

El Gobierno cubano apuntó que también se decreta la fase de alerta para la provincia más occidental de la isla, con lo que catorce de sus quince provincias ya están en alerta.

El viento arrastra en Cuba vientos máximos sostenidos de 250 kilómetros por hora, con rachas superiores y avanza al oeste-noroeste a una velocidad de traslación de 19 kilómetros por hora, mientras que sus bandas de alimentación influyen en estos momentos en casi toda la isla con lluvias fuertes y localmente intensas.

Se espera que Irma se traslade al noroeste a final del sábado, de forma que el ojo del huracán se movería cerca de la costa norte Cuba a lo largo del día.

Si los pronósticos se cumplen, llegaría a los Cayos de Florida el domingo por la mañana y luego la costa suroeste de esta península en la tarde del próximo domingo.

Irma, el huracán más poderoso registrado en el Atlántico, ha dejado al menos una veintena de muertos a su paso por las Antillas Menores y Puerto Rico y ha destruido la isla de Barbuda y la parte francesa de San Martín.