•   Miami, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El gobernador de Florida, Rick Scott, fue rotundo al asegurar ayer que los efectos del poderoso huracán Irma, con fuertes vientos e intensas lluvias, ya comienzan a sentirse en el sur del estado y pidió a sus residentes que tomen medidas para protegerse de este ciclón "mortífero".

"El huracán Irma ya está aquí", dijo en declaraciones a la prensa en el Centro de Emergencias de Florida, con sede en Tallahassee, capital del estado.

Scott calificó de huracán "asesino" a Irma, que ya ha causado al menos una veintena de muertos a su paso por el Caribe y se aproxima a Florida con vientos de 215 kilómetros por hora.

  • Carrera contrarreloj en el Caribe ante la inminente llegada del huracán José

Más de la cuarta parte de la población de Florida recibió ayer la orden de evacuación, según la oficina del gobernador de este estado del sureste de Estados Unidos, amenazado en las próximas horas con la llegada de los más potentes vientos del  huracán Irma.

Los servicios de emergencia de Florida "estiman que 6.3 millones de habitantes de Florida han recibido la orden de evacuar", contra los 5.6 millones que ya habían sido apercibidos hasta la noche del viernes, señaló la oficina del gobernador en un comunicado.

Más de 54,000 personas se encuentran refugiadas en unos 320 albergues abiertos a lo largo de Florida, de acuerdo con los servicios, mientras que cientos de miles se refugiaron por sus propios medios antes del arribo previsto para la mañana del domingo de Irma, un potente huracán que ha dejado al menos 25 muertos a su paso por el Caribe.