elnuevodiario.com.ni
  •  |
  •  |
  • AFP

Unas 500 granadas y cinco fusiles de asalto AK-47 fueron localizados por las autoridades en un escondite de traficantes de drogas en el noroeste de Guatemala, informó el presidente Álvaro Colom. "Esto demuestra que estamos en una agresión del narcotráfico. Es apenas un pequeño golpe al narcotráfico", afirmó el gobernante.

En tanto, el ministro del Interior, Salvador Gándara, explicó que los explosivos y armas localizados en el departamento de Quiché iban a ser llevados a México por narcotráficantes que operan en esa área. "Durante la guerra los reductos, escondites de armas, guerrilleros eran comunes y se supone que éstos habían quedado atrás, pero parece que están resurgiendo", aseveró el funcionario.

Gándara explicó que el escondite fue localizado en las riberas del río Pocon, en el municipio de Ixcán, una de las zonas devastadas por la guerra interna que vivió este país entre 1960 y 1996, que dejó 200 mil muertos y desaparecidos. Las autoridades ignoran a qué cartel pertenece este arsenal, pero en ocasiones anteriores han declarado que en la zona opera el grupo "Los Zetas", brazo armado del cártel del Golfo de México.