elnuevodiario.com.ni
  •  |
  •  |
  • AFP

La policía boliviana halló y destruyó una gigantesca fábrica de clorhidrato de cocaína en la región de Santa Cruz, al este del país, que usaba tecnología colombiana, y se trataría del golpe más duro al narcotráfico en los últimos 20 años, indicó el ministro de Gobierno, Alfredo Rada. "Se encontró un laboratorio de cristalización para la fabricación de cocaína que según el informe que me ha dado, la policía antinarcóticos, se trataría del laboratorio más grande descubierto y destruido, desde hace dos décadas", afirmó Rada.

La autoridad explicó que la factoría fue hallada en la zona de Cotoca, cerca a la ciudad de Santa Cruz, a 900 kilómetros al este de La Paz, donde hace una semana se estrelló una avioneta con matrícula paraguaya, cuando intentaba despegar con un cargamento de 370 kilogramos de cocaína. El ministro Rada manifestó que la factoría destruida tenía "tecnología de procedencia colombiana, trituradoras y mezcladoras mecánicas de hoja de coca y precursores, que ha sido introducida en el último tiempo por delincuentes colombianos".

"Se detuvieron a tres personas, dos de ellas colombianas y una boliviana", expresó el ministro, entrevistado por la emisora privada Erbol. La autoridad acotó que por los reportes que posee "se trataría de la fábrica más grande descubierta y destruida desde Huanchaca", una megaindustria de cocaína hallada en 1986, en el departamento amazónico de Beni (noreste), la más grande en la historia boliviana.

Bolivia es el tercer país productor mundial de cocaína, después de Colombia y Perú, y -de acuerdo a datos de la Junta Internacional de Estupefacientes- tiene una capacidad para producir entre 110 y 120 toneladas anuales de cocaína.