•  |
  •  |
  • END

El gobierno de Estados Unidos se prepara para ayudar hasta 30,000 personas afectadas por una severa inundación en el norte del país, informó ayer viernes la secretaria de Seguridad Interior, Janet Napolitano.

La secretaria dijo que el gobierno federal se prepara para dar alojamiento y comida por una semana a 30,000 personas afectadas por la inundación “sin precedentes históricos” en el valle del Red River, entre los estados de Minnesota y Dakota del Norte.

“En el peor de los casos podríamos estar hablando de entre 80,000 y 100,000 personas evacuadas”, dijo Napolitano a la prensa, y añadió que la mayoría de ellos probablemente se quedaría en casa de familiares o amigos.

Cientos de residentes del estado de Dakota del Norte (norte de Estados Unidos) debieron evacuar la ciudad de Fargo la noche del jueves ante una inundación cuyas aguas causaron fisuras en las barreras de contención y amenazaban con alcanzar proporciones históricas.

Evacuación en Fargo

“Debido a la amenaza inmediata de la subida de las aguas, la ciudad de Fargo ordena una evacuación”, indicó el sitio de internet de informaciones de la ciudad, añadiendo que los habitantes de la zona en cuestión debían “dirigirse inmediatamente hacia el oeste de su barrio”.

Miles de voluntarios llenaron el jueves 2.5 millones de sacos de arena para levantar kilómetros de diques, dado que Fargo no dispone de las protecciones de las que gozan varias ciudades situadas más al norte.

El Red River ya provocó la evacuación de miles de personas durante una grave inundación en 1997.

El presidente estadounidense Barack Obama declaró el estado de catástrofe natural en 34 condados y dos reservas indígenas, y el conjunto del estado fronterizo con Canadá fue puesto en estado de alerta.