•   Barcelona, España  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Gobierno de la región de Cataluña anunció hoy que dejará de enviar al Ejecutivo español el informe semanal de sus gastos y a partir de ahora lo hará cada mes, decisión que se enmarca en el actual contencioso por el referéndum soberanista del 1 de octubre, suspendido por el Constitucional.

El vicepresidente catalán, Oriol Junqueras, ha enviado una carta al ministerio de Hacienda en la que informa de que se pasa del informe semanal al mensual, de modo que no remitirá ninguna información más hasta pasado el 1 de octubre.

En julio pasado el Ejecutivo de Madrid había reclamado informes semanales a las autoridades catalanas para fiscalizar que ningún dinero iba destinado a la celebración de la consulta independentista, que fue convocada la semana pasada por el Gobierno nacionalista.

En la carta Junqueras señala que dejará de enviar los informes semanales al considerar que el requerimiento para remitirlos supone un "control político que no guarda relación alguna con los objetivos de estabilidad presupuestaria ni con las finalidades de la legislación estatal en esta materia".

En la misiva, el conseller asegura que Cataluña sigue comprometida en el objetivo de déficit establecido para las regiones, por lo que continuará enviando los informes de gasto, aunque lo hará sólo con periodicidad mensual.

La decisión de las autoridades catalanas supone un paso más en el enfrentamiento institucional derivado del referéndum, visto desde el Gobierno español como un desafío al que el Ejecutivo de Mariano Rajoy responde con el recurso a los tribunales.