•   Caracas, Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

 El presidente venezolano, Nicolás Maduro, aseguró este domingo que el líder opositor Leopoldo López, bajo detención domiciliaria, participó en reuniones con miras a una negociación que ponga fin a la crisis política.

“El señor Leopoldo López, inclusive en su condición de penado, ha asistido a reuniones”, afirmó el gobernante durante su programa semanal, sin precisar las fechas de esos encuentros.

A López, preso desde febrero de 2014, le fue concedida una medida de arresto domiciliario el pasado 8 de julio.

Fue detenido en febrero de 2014, y cumple una condena de casi 14 años de cárcel acusado de incitar a la violencia en protestas contra Maduro que dejaron 43 muertos ese año.

El gobierno venezolano y la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) iniciaron el pasado miércoles en República Dominicana contactos para sentar las bases de una negociación.

Sin embargo, según Maduro, las partes mantienen contactos de tiempo atrás.

“Si contara el número de reuniones entre marzo de 2016 en República Dominicana y 2017, pudiéramos decir más de 100”, sostuvo.

El Gobierno y la MUD celebraron un fallido diálogo a fines de 2016 con el auspicio del Vaticano y la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

Maduro criticó al presidente del Parlamento de mayoría opositora, Julio Borges, delegado de la MUD para los actuales acercamientos, pero expresó el sábado que estos no constituyen un diálogo formal, sino solamente contactos exploratorios.

“El diputado Julio Borges mintió descaradamente (...). Es evidente que hay un diálogo formal entre el Gobierno y la oposición. Dieciséis horas conversando sobre el futuro de Venezuela ¿cómo se llama?”, protestó Maduro, refiriéndose a las jornadas del miércoles y el jueves pasado en Santo Domingo.

Según el mandatario, Borges ha asistido a más de 30 reuniones, así como Henry Ramos Allup -expresidente del Legislativo- y Manuel Rosales, exgobernador del estado Zulia.