•   San Juan, Puerto Rico  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En una conferencia de prensa, el gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, informó que el ciclón podría pasar por la isla el próximo miércoles con intensidad de 3 o 4. “Todo Puerto Rico va a sentir condiciones huracanadas”, dijo Rosselló, quien subrayó que sus efectos “serán peor que George (septiembre de 1998) y Hugo (septiembre de 1989), si azota como se proyecta”. 

María pasó rápidamente a categoría 5 , en una escala de 5, lo que lo convierte en un huracán “extremadamente peligroso”, según el Centro Nacional de Huracanes (NHC) de Estados Unidos. 

“Se espera que el ojo y el intenso núcleo (de la tormenta) pasen cerca de Dominica en las próximas horas”, advirtió el NHC, con sede en Miami.

Anoche, María se encontraba a 70 km al este de Dominica y 55 Km al noreste de la isla francesa de Martinica, según el boletín del NHC.

El gobernador de Puerto Rico, tras señalar que se ha ordenado el desalojo de las partes bajas próximas al mar, advirtió de que los vientos se esperan acumulaciones de agua de 63 centímetros. También se despejarán zonas propensas a deslizamientos.

Predijo que, tras el paso del huracán, “aquí no va a haber luz”, tal y como se vivió con el ciclón Irma, que sumió a la isla en la oscuridad ya que esta tiene una infraestructura eléctrica debilitada desde hace muchos años.

Hasta ayer, aún 65,000 abonados de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) permanecían sin luz, dos semanas después del anterior ciclón.

“Le pido a todos que, si no lo han hecho, es momento de hacer el cambio de recuperación de Irma a preparación para este evento”, rogó el gobernador.AFP

Por su parte, el comisionado del Departamento de Seguridad de Puerto Rico, Héctor Pesquera, informó que ya tienen unidades de la Policía y de la Guardia Nacional en puntos vulnerables a inundaciones.

Además, indicó que si algún ciudadano “tiene una estructura de madera, (luego) no la va a tener. Se va a ir la estructura de madera. Todas las pertenencias se van a ir volando”. Y a los que se encuentran en aéreas susceptibles de inundarse les insistió que las desalojen ya que “de lo contrario van a morir”.

Lea más: R.Dominicana permanece atenta al huracán María tras alcanzar la categoría 4

Se suspenden clases

Las clases han sido suspendidas desde ayer en los colegios públicos y de forma escalonada, los funcionarios se podrán marchar también.

Se espera que las lluvias y los vientos huracanados duren de 12 a 24 horas durante el paso del huracán, ya que se moverá lento.

Mientras el gobernador anunciaba al país los efectos y las medidas de prevención a adoptar, muchos ciudadanos se encuentran literalmente en los comercios comprando agua embotellada, ventiladores, linternas, planchas de madera, cinta para sellar las ventanas, y comida enlatada para afrontar la llegada y, posterior efectos, del ciclón María.

En la mayoría de las ferreterías ya no quedan linternas, ni cinta aislante y de los generadores solo están aquellos que superan los 5,000 dólares.

En cuanto a los supermercados empiezan a verse ya estanterías vacías dos días antes de la llegada del huracán, tal y como ocurrió con Irma.

Alerta en antillas menores

Las islas de Guadalupe, Dominica, San Cristóbal y Nieves y Montserrat se encuentran bajo advertencia de huracán y Martinica se encuentra en estado de emergencia por el paso del huracán María, de categoría 2.

Las autoridades de Martinica han impuesto la alerta roja, que supone el desalojo de las zonas próximas al mar.

Las islas que mayor embate recibirán serán las Islas Vírgenes británicas este martes y miércoles, que ya sufrieron hace dos semanas los azotes de Irma, y que dejó algunos de sus territorios devastados. A las 12:00 GMT de ayer el centro del huracán estaba localizado cerca de la latitud 14.6 norte, longitud 59.7 oeste, en el mar

Caribe. María se mueve hacia el oeste-noroeste a cerca de 12 millas por hora (19 km/h) y se espera que este movimiento continúe con una disminución en la velocidad de traslación hasta la noche del martes.

El centro de María se moverá a través de las Islas de Sotavento esta misma noche y luego sobre el extremo noreste del mar Caribe.

Antigua, San Martín, San Bartolomé y Anguila están, ayer bajo aviso de tormenta tropical.