•   México  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, vuela de regreso a la capital tras el sismo de magnitud 7,1 que sacudió hoy el centro del país y convocó al Comité Nacional de Emergencias para evaluar la situación y coordinar acciones.

"El PlanMX ha sido activado", señaló el mandatario a través de la red social Twitter, en la que también explicó que regresaba "de inmediato a la Ciudad de México para atender la situación por sismo".

Peña Nieto se dirigía al sureño estado de Oaxaca cuando se produjo el movimiento telúrico que sacudió el centro del país, causando daños en edificios de la capital y en los estados de Morelos y Oaxaca.

El epicentro del sismo, registrado a las 13.14 hora local (18.14 GMT), se localizó a 12 kilómetros al sureste de Axochiapan, en el central estado de Morelos, a una profundidad 57 kilómetros.

Los medios de comunicación muestran imágenes de edificios parcialmente destruidos en las céntricas colonias de la Condesa, la Roma y la del Valle, así como fugas de gas e incendios en varias zonas.

En el central estado de Puebla se reporta la caída de las torres de la Iglesia de Cholula.



En el central estado de Morelos también se reportan daños. El gobernador Graco Ramírez anunció la activación de los servicios de emergencia.

El temblor generó numerosas escenas de pánico en la capital del país solo dos horas después de que la ciudadanía saliera a las calles de todo el país en un simulacro conmemorativo del terremoto de 1985.

Esta vez el sismo se sintió con más fuerza que el registrado el 7 de septiembre, de magnitud de 8,2 en la escala de Richter, dado que el epicentro fue más cercano.

El sismo del 7 de septiembre, el más poderoso desde 1932 en el país, dejó 98 muertos en el sur del país; 78 en Oaxaca, 16 en Chiapas y 4 en Tabasco.